Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Culturistas de Haití y Dominicana se enfrentan en pasarela

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/07/2017

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) — Los músculos de culturistas haitianos y dominicanos brillaban mientras los flexionaban al pasearse en la pasarela de la primera competencia entre las naciones vecinas, cuyas relaciones generalmente son tensas.

El evento del domingo estuvo organizado por la Federación Dominicana de Fisiculturismo y Fitness, y de un grupo local de culturistas haitianos para generar apoyo para el deporte y hacerlo más accesible. Sobre todo en el caso de Haití, en donde muchos culturistas batallan para lograr ser profesionales con un salario de 2 dólares diarios.

Entre los que competidores se encontraba Spely Laventure, un haitiano de 30 años que ha ganado cinco competencias pero quien batalla para encontrar patrocinadores y seguir su plan nutricional, sobre todo después de perder su trabajo como prestamista.

“Como sabes en Haití, cuando pierdes tu empleo no es fácil encontrar otro”, dijo a The Associated Press antes de la competencia. “Gasto todos mis ahorros en mi cuerpo. No me arrepiento de eso”, agregó.

Más de dos decenas de hombres y una de mujeres competieron en el Clásico de Fisiculturismo haitiano. Laventure ganó y dijo que él espera que eso lo ayude a conseguir patrocinadores y mayor exposición.

“Demostré a todos que realmente soy un campeón”, dijo.

Flexionó una vez más sus bíceps para el público mientras el segundo lugar, José Solano, uno de los dos participantes de República Dominicana, lo felicitaba.

Tony Peña, presidente de la Federación Dominicana de Fisiculturismo y Fitness, pidió al gobierno haitiano que apoye a sus atletas locales.

“Los haitianos tienen una genética para ser campeones del mundo”, dijo Peña. “Sólo necesitan apoyo”.

Laventure puede entrenarse gratis gracias a que al dueño de un gimnasio en Haití lo deja. Sin embargo, gasta entre 50 y 100 dólares semanales para seguir al pie de la letra su plan nutricional, cantidad que se considera exorbitante en el país más pobre del continente americano.

“La mayoría de las cosas que comes para prepararte para la competencia son importadas”, indicó el haitiano.

Laventure no encontró un entrenador cuando comenzó, así que estudió de videos de YouTube y siguió a culturistas en Instagram para aprender sobre el deporte e imitar los entrenamientos.

Ahora quiere convertirse en el primer culturista profesional de Haití y sueña con participar en Mr. Olympia, el concurso más grande a nivel mundial de culturismo.

“Sé que va a ser muy difícil... En Haití, particularmente, no es fácil”, dijo y agregó que él cree que lo logrará. “Yo era un hombre flaco, pero ahora mírame”.

image beaconimage beaconimage beacon