Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De vuelta en hospital legislador de Luisiana herido

logotipo de Associated PressAssociated Press 06/07/2017 Por ALAN FRAM, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El legislador de Luisiana Steve Scalise, herido a tiros durante un práctica de béisbol el mes pasado, ha sido devuelto a la sala de cuidados de intensivos del hospital, informó el centro médico.

Scalise, el tercer republicano en jerarquía en la Cámara de Representantes, fue llevado de vuelta a la unidad debido al riesgo de infección, dijo en un comunicado el miércoles el MedStar Washington Hospital Center. Avisó que en horas de la tarde emitiría un parte actualizado.

Scalise y otras cuatro personas resultaron heridas cuando un hombre armado disparó en medio de una práctica de béisbol de legisladores republicanos en Alexandria, Virginia. Policías en el lugar devolvieron el fuego y mataron al individuo, que había expresado amargas denuncias contra el presidente Donald Trump y su partido.

Scalise, de 51 años, fue baleado en la cadera y sufrió daños de vasos sanguíneos, huesos y órganos internos. Ha sido operado varias veces.

“El congresista Steve Scalise ha sido llevado de vuelta a la unidad de cuidados intensivos del MedStar Washington Hospital Center debido a la posibilidad de nuevas infecciones. Su condición es considerada grave”, dijo el hospital.

El doctor Jack Sava, uno de los médicos que atendieron a Scalise, dijo a la prensa el mes pasado que Scalise llegó al hospital en shock, con abundante hemorragia interna y "riesgo inminente de muerte". Scalise ha recibido múltiples transfusiones de sangre, lo que puede afectar la capacidad de coagulamiento. Otro riesgo es la infección, especialmente si los intestinos fueron perforados.

Los médicos ya antes habían advertido que la condición de Scalise tendría altos y bajos, y el anuncio del miércoles lo confirma, dijo una fuente cercana al legislador que pidió no ser identificada.

El ataque a tiros en el suburbio de Virginia llevó a los congresistas reevaluar sus medidas de seguridad, a fin de determinar si son suficientes.

image beaconimage beaconimage beacon