Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Del milagroso 2016 a un desconcertante 2017: el año de Juan Martín del Potro, en 10 frases propias

logotipo de LA NACION LA NACION 24/08/2017

El gran segundo semestre de 2016 de Juan Martín del Potro, con la conquista de la Copa Davis incluida, motorizó las ilusiones del deporte argentino, pero el desempeño del tandilense en 2017 no respondió a las expectativas. Cómo fue modificando el discurso, incluso sobre la necesidad de un entrenador permanente y sus aspiraciones en el circuito. Su situación de cara al US Open, que arranca el lunes próximo, es incierta.

Aquí, un recorrido de las diversas situaciones que vivió en los últimos meses, según su propia voz.

1| Tras el milagro

"Lo que logré fue histórico. Pero como soy de exigente y de profesional, y después de todo lo que luché para volver a jugar al tenis, si sigo sano me gustaría seguir estando competitivo para decir bueno, les gané a los mejores cinco del mundo, pero ahora me gustaría repetirlo y hacerlo cada vez más seguido" (31/12/2016, Buenos Aires)

Tras un año cinematográfico, aventuró que no se conformaría y que iría por más en el circuito.

2| Equipo de trabajo

"Cuando ves que todos los jugadores, sin importar el ranking, están acompañados, no es porque sí, tiene un motivo. Esa es una prioridad, ojalá que lo pueda resolver en las próximas semanas" (20/2/2017, Delray Beach)

Después de saltear el Abierto de Australia por estar "exhausto" tras la final de la Davis, volvió al tour en febrero y afirmó haberse entrenado fuerte para estar en buenas condiciones todo el año. Estuvo asistido por Daniel Orsanic, pero dijo que buscaría un coach estable.

3| El revés, un problema

"Me juegan el 90% de los tiros a mi revés y doy muchas ventajas. Tengo un punto muy débil. No es la manera como quiero jugar. Ojalá que con el tiempo esa ventaja se vaya achicando" (2/3/2017, Acapulco)

Se despidió de Acapulco en la 2a rueda ante Novak Djokovic, prácticamente sin golpear el revés de dos manos, haciéndolo una y otra vez con slice, algo que lo volvió previsible. Sin dolores en la muñeca izquierda, se lo atribuyó a una cuestión de confianza: "No es fácil lidiar con esos temores".

4| Con ganas de jugar

"Después de todas mis lesiones y de todo lo que me costó volver, estoy con la barrita llena de ganas de jugar. En mi cabeza tengo presente llegar en una condición física aceptable a Tokio 2020" (20/4/2017, Buenos Aires)

Luego de caer eliminado en la tercera rueda de los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, volvió al país por cuestiones comerciales y para intentar refrescarse antes de participar de la gira europea sobre polvo de ladrillo.

5| Todavía sin entrenador

"Orsanic me acompañó, pero no es mi entrenador, no estoy buscándolo para las próximas giras. Como experiencia puede ser lindo pensar en Pete Sampras o Guga Kuerten. Pero no es algo que me preocupe realmente" (20/4/2017, Buenos Aires)

El circuito avanzaba y Del Potro seguía sin entrenador. Además, su discurso se empezó a modificar. Ya no demostraba tanta urgencia por estar acompañado por un estratego.

6| Buscando incentivos

"Es una búsqueda diaria de motivaciones, de desafíos. Mi caso rompió con todos los libros. Lo que hice en ese semestre fue sin preparador físico, sin coach, con ayuda de mis kinesiólogos. No estaba planeado ni pensado así y es difícil de repetir este año" (28/5/2017, Roland Garros)

Llegó a París para jugar el 2º Grand Slam del año -el 1º, para él- sin la mejor preparación. Con una tarea opaca, perdió en la tercera rueda ante Murray, aunque pudo haber caído un match antes con Almagro, finalmente lesionado.

7| Solo y sin apuro

"Tenía la idea de armar un equipo para esta altura del año, pero los inconvenientes de familia (el fallecimiento del abuelo) alteraron las cosas y no tuve tiempo de hacer pruebas (...) No me vuelvo loco por seguir haciendo historia" (30/5/2017, Roland Garros)

Del Potro dejó París afirmando que un entrenador no podría variar su juego, ya que tiene un estilo y así se siente cómodo.

8| El físico no acompaña

"Es feo bajarse de torneos, pero pienso en que quiero jugar por mucho tiempo y uno hace el balance. Internamente pienso en Tokio 2020 como una meta lejana y quiero estar sano. Cuando ponés todo eso sobre la mesa, la decisión se hace sencilla" (1/7/2017, Wimbledon)

Antes de actuar en Wimbledon y tras haberse borrado de s-Hertogenbosch y Queen's por nuevas molestias físicas. Llegó a Londres con nuevas limitaciones en la preparación. "Los médicos me dijeron que no iba a correr riesgos, por eso vine", agregó.

Así terminaba el partido en el que #Gulbis venció a #Delpo por 6-4, 6-4 y 7-6 (3) pic.twitter.com/uWoql9wbTE&- HV Delpo (@HinchadaDelpo) 6 de julio de 2017

9| Promesa para Estados Unidos

"Para la próxima gira por Estados Unidos pienso ya poder contar con el entrenador que tengo apalabrado" (6/7/2017, Wimbledon)

Luego de quedar eliminado en la segunda rueda del tercer Grand Slam del año (ante Gulbis, por entonces 589º del ranking), dejando una mala imagen (sobre todo sin electricidad de piernas ni espíritu de lucha), anunció que para su gira favorita estaría vinculado a un entrenador.

10| Sin novedades

"No, todavía no" (9/8/2017, Montreal)

Del Potro en Zagreb 2016, su hora gloriosa; el capitán Orsanic colaboró con él en un par de torneos, pero el tandilense sigue sin coach, desde mediados de 2015 © Santiago FilipuzziSantiago Filipuzzi Del Potro en Zagreb 2016, su hora gloriosa; el capitán Orsanic colaboró con él en un par de torneos, pero el tandilense sigue sin coach, desde mediados de 2015

Del Potro inició la gira sobre el cemento norteamericano en el ATP 500 de Washington, donde perdió en el tercer desafío contra Kei Nishikori. Luego, compitió en el Masters 1000 de Canadá y, tras superar a John Isner, cayó con el joven local Denis Shapovalov (143º). En la rueda de prensa, el portal BATennis.com le preguntó si tenía novedades sobre el entrenador que había anunciado en Londres y dijo que no. Luego, perdió en Cincinnati ante Grigor Dimitrov (11º), en la tercera rueda. Y tras unos días de descanso y entrenamiento en Miami, encarará el US Open, su torneo predilecto, en el que se consagró en 2009.

Así se retiraba #Delpo del estadio! A pesar de haber perdido y sentirse mal, se tomo un momento para firmar y saludar a sus fans! pic.twitter.com/jSBZ1i1jlr&- HV Delpo (@HinchadaDelpo) 17 de agosto de 2017

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon