Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Delcy Rodríguez: "Los venezolanos resolveremos nuestro conflicto sin interferencia extranjera"

logotipo de LA NACION LA NACION 04/08/2017

CARACAS. - La flamante presidenta de la Asamblea Constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó la "interferencia extranjera" y fustigó a Estados Unidos, al responder a las críticas de la comunidad internacional a ese suprapoder instalado este viernes.

"A la comunidad internacional, no se equivoquen con Venezuela . El mensaje está claro, muy claro: los venezolanos resolveremos nuestro conflicto, nuestra crisis, sin ningún tipo de interferencia extranjera, sin ningún tipo de mandato imperial. ", aseguró.

En su discurso de investidura en el Palacio Legislativo, le beligerante ex canciller arremetió contra Estados Unidos, quien impuso sanciones a Maduro y otros 13 funcionarios, acusados de quebrantar la democracia, corrupción o violación de derechos humanos.

"Imperio, salvaje y bárbaro, no te metas con Venezuela, que Venezuela jamás desmayará ni se entregará", manifestó en la ceremonia en salón elíptico del Palacio, en la que sorpresivamente estuvo ausente Maduro.

Rodríguez convocó a los más de 500 asambleístas a sesionar este sábado en el salón elíptico del Palacio Legislativo, donde realiza sus debates el Parlamento de mayoría opositora. Además pidió al auditorio a "ponerse de pie para agradecer a Nicolás Maduro que llamó a esta Constituyente y se hizo gigante al entregar el poder al pueblo. En las páginas de la historia será recordado así".

"Se ha instalado una Asamblea Nacional Constituyente con poder para actuar. No crean que vamos a esperar semanas, meses, años, desde mañana vamos a actuar (...) Empezaremos a actuar desde mañana. No se sorprendan", aseguró y luego atacó a la oposición: "A la derecha venezolana, articuladores, que se niega a encontrar un camino para la acción política y la paz. Desiste ya de la violencia oposición criminal. El pueblo de Venezuela quiere la paz y el mensaje fue muy contundente".

"Aquí no hay crisis humanitaria, aquí hay amor. Aquí la única crisis que hay es una fascista que quiere hundir al pueblo de Venezuela", cerró la flamante presidenta.

La instalación de la Constituyente se realiza en medio de un fuerte rechazo internacional, seriamente cuestionada por acusaciones de "fraude" en la elección el pasado domingo.

El Vaticano pidió este viernes que se suspenda la Constituyente por fomentar "un clima de tensión" e "hipotecar el futuro", lo que ya exigió Estados Unidos, la Unión Europea y una decena de países latinoamericanos que la consideran una amenaza a la democracia.

Maduro afirma que su proyecto traerá paz a un país convulsionado por protestas que dejan unos 125 muertos en cuatro meses, y lo sacará de la crisis económica que agobia a los venezolanos con una escasez crónica de alimentos y medicinas, y una brutal inflación.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que convocó a una marcha en Caracas para la tarde de este viernes, considera la Constituyente un "fraude" con el que Maduro busca evadir elecciones, perpetuarse en el poder e instaurar un régimen comunista.

Con información de la agencia AFP

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon