Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Después de la goleada: cómo les fue los cuatro debutantes y la actuación de quienes se juegan el puesto en Boca

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

Boca cumplió con su deber en su debut en la Copa Argentina ante Gimnasia y Tiro de Salta. Impuso su jerarquía y respetó al rival de la manera más acorde: mantuvo el pie en el acelerador permanentemente hasta redondear un 5-0. Y si bien era el funcionamiento colectivo lo que más interesaba observar, también la atención se posó individualmente en algunos jugadores. En algunos por debutar oficialmente; en otros, porque sus puestos pueden estar en riesgo en cualquier momento.

Edwin Cardona ya se había metido a la gente en el bolsillo con tres goles en los cuatro amistosos de pretemporada que se jugaron: Nacional de Uruguay, Colón de Santa Fe y Banfield fueron sus víctimas. Pero más allá de los gritos, por su estilo tan similar al de Juan Román Riquelme. Sin embargo, había que ver cuánto le "pesaba" la N°10 a la hora de un partido oficial.

La conclusión es únicamente positiva: esa camiseta está hecha para él. Dio otra exhibición de fútbol, anotó otro tanto, asistió a Fabra en el tercer gol y tuvo participación activa en el grito de Benedetto que cerró la goleada. Si a Guillermo Barros Schelotto nunca le importó el estado físico del colombiano (en México tenía sobrepeso) ya queda claro por qué: su equipo ya se acostumbró a las pinceladas del colombiano, que no detiene su marcha goleadora y hace jugar a sus compañeros con una calidad que hacía rato no se veía en Boca. Para seguir rindiendo así, serán clave las sociedades que se vieron en Formosa con Gago y el Pipa.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon