Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Detienen a policías bonaerenses por robar droga a traficantes

logotipo de Infobae Infobae 07/06/2014 Infobae

Cuatro policías bonaerenses fueron detenidos junto a un quinto hombre civil, que fue hallado baleado en un hospital, acusados de haber robado tres kilos de cocaína a un narco para luego "plantarla" en operativos y "armar" causas, en la ciudad de Mar del Plata, informaron fuentes judiciales. En tanto, una sexta persona acusada de participar de las maniobras, no había sido localizada hasta este sábado. Las detenciones las concretó el titular de la Jefatura Departamental de Mar del Plata, comisario mayor Darío Ibañez, quien convocó a los sospechosos a una supuesta reunión en esa dependencia, detallaron voceros de la fuerza. Si bien la Justicia Federal, a cargo de la causa, encomendó la investigación a la Prefectura Naval, el operativo de arresto lo hizo el jefe de la ciudad costera. Fue así que se presentaron en la oficina los efectivos investigados, identificados como subcomisario Leandro Arenas, quien se iba a desempeñar como jefe de turno del servicio; el oficial principal Laureano Pérez, jefe del destacamento El Marquesado; el sargento Abel Palomino y el subteniente Daniel Ezcurra. Una vez allí, el comisario Ibáñez, en presencia de las autoridades judiciales, les notificó las respectivas imputaciones y les informó que quedaban detenidos. Con diferentes grados de participación, los policías quedaron imputados por los delitos de "falsedad ideológica de documento público y tenencia de estupefacientes". Inmediatamente, por determinación de la Justicia federal, los cuatro fueron trasladados a la ciudad bonaerense de Dolores, distante a 200 kilómetros de Mar del Plata. Los voceros explicaron que en la misma orden de arresto de los policías figuraban otros dos hombres que no pertenecen a la fuerza, uno de los cuales el jueves por la tarde ingresó herido de cinco balazos al Hospital Interzonal. Según las fuentes, el baleado, identificado por su apellido como Cortardi, había sido atacado en Mar del Plata por un joven que, durante una discusión, le efectuó cinco disparos. Al ingresar al hospital con heridas de arma de fuego, las autoridades de guardia avisaron a la Policía, que estableció que se trataba de uno de los dos hombres que tenían pedido de captura en la misma causa de los efectivos detenidos. La Justicia y la Policía investigan ahora si el ataque a ese sospechoso pudo relacionarse con el arresto de los agentes y si, efectivamente, el herido integraba una banda mixta con esos efectivos y un restante civil, aún prófugo. La investigación en la que los policías están acusados se inició en 2011, cuando personal de la Fiscalía especializada en Estupefacientes descubrió ciertas irregularidades en un operativo de droga. La sospecha es que los efectivos contaban con el apoyo de al menos otras dos personas que no pertenecían a la fuerza policial, con quienes le "mejicanearon" a un narco tres kilos de cocaína. A través de escuchas telefónicas y otros elementos reunidos durante la investigación instruida por el juez Federal Santiago Inchausti, el fiscal Daniel Adler y el fiscal Federal Pablo Larriera, se constató que 10 tizas de cocaína que formaban parte de esa droga robada al narco apareció "plantada" en otro operativo realizado a un hombre, en el que declaró como testigo justamente Cortardi, acusado de integrar la banda mixta junto a los policías. Estos mismos policías habrían desplegado la misma maniobra en otros procedimientos y con el fin de aumentar la cantidad de detenidos o de secuestro de estupefacientes en las estadísticas.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon