Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Difundirán investigación sobre retiro de autos GM

logotipo de Associated PressAssociated Press 05/06/2014 Por TOM KRISHERAssociated Press

DETROIT, Michigan, EE.UU. (AP) — Los ingenieros de las oficinas del Centro Técnico de General Motors en el suburbio de Warren supieron durante años acerca de los defectos en los interruptores de encendido en vehículos compactos. Los responsables de seguridad del mismo complejo también lo sabían. Al igual que los abogados de las oficinas centrales.

Esa información circuló en General Motors durante al menos una década hasta febrero pasado, cuando la compañía llamó a retirar 2,6 millones de autos para remplazar los interruptores. Durante ese lapso al menos 13 personas murieron en choques relacionados con ese problema. Por qué ocurrió ese retraso en la solución y quién es el responsable será dado a conocer el jueves, cuando el informe del exfiscal Anton Valukas sea hecho público.

El informe, costeado por GM con la promesa de que se trata de investigación "honesta" también señalará a qué niveles de la compañía se tenía conocimiento del problema. No se cree que Valukas responsabilice de todo a la directora general Mary Barra. Ella sostiene que desconocía los detalles hasta el 31 de enero pasado.

Aunque se cree que Valukas dirá nombres de probables responsables es probable que señale a la estructura burocrática como causante, al menos en parte, del problema.

Los interruptores podían salirse de su posición, causar que los autos se apagaran y trabar la dirección asistida. Esto podía provocar dificultades para maniobrar y que los conductores perdieran el control. El Conreso y el Departamento de Justicia investigan el por qué se retrasó tanto el retiro. Es posible que se presenten acusaciones penales.

El reporte de Valukas tendrá que responder algunas preguntas:

P: ¿Por qué GM tardó tanto en solicitar el retiro de autos?

R: Documentos muestran que ingenieros de la empresa supieron de las fallas en los interruptores al menos desde 2001. Durante mucho tiempo GM sostuvo que no había problemas de seguridad porque la dirección podría maniobrarse aunque el interruptor se saliera de su posición y el motor se detuviera. Las reparaciones propuestas eran costosas y tomaban mucho tiempo, por lo que fueron rechazadas. Barra ha dicho que la compañía tenía una cultura de privilegiar los ahorros sobre la seguridad.

P: ¿Quiénes sabían del problema?

R: GM ha suspendido sin suspender su paga a dos ingenieros por su papel en el caso. Uno de ellos, Ray DeGiorgio, negó bajo juramento que hubiera aprobado revisión alguna a los interruptores de arranque. Pero un documento dado a conocer por el Congreso muestra que firmó una orden para fabricar interruptores que no se apagaran con facilidad y dijo al fabricante que no cambiara el número de parte. Eso haría que los investigadores tuvieran más dificultades para identificar la pieza.

P: ¿Cuánto sabía Barra?

R: Barra ha dicho que supo de la investigación al modelo compacto Chevy Cobalt en diciembre pero no conoció los detalles hasta el 31 de enero. La Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), que revisó miles de documentos en su investigación del caso no encontró información que contradijera su dicho. Pero durante tres años el área de seguridad en la cadena de mando reportó a Barra, quien era la jefa de desarrollo de productos.

image beaconimage beaconimage beacon