Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Director de “Julio César” a artistas: “Corran riesgos”

logotipo de Associated PressAssociated Press 30/06/2017 Por MARK KENNEDY, Associated Press

NUEVA YORK (AP) — El director teatral que recibió amenazas de muerte y perdió patrocinadores después de montar una versión de “Julio César” de Shakespeare en la que el protagonista se parecía a Donald Trump tiene un mensaje para los artistas que temen una reacción similar: no arredrarse.

“No podemos dejarnos abrumar. No podemos sentir que estamos aislados. No lo estamos”, dijo Oskar Eustis, director artístico del Public Theater de Nueva York, a The Associated Press.

“Hablamos por la mayoría del país, tenemos que cobrar fuerzas de ello y salir a la calle y correr los riesgos que realmente cumplan con la función histórica de las artes”, expresó.

Eustis provocó una gran polémica cuando retrató a César como un ególatra populista de cabello rubio batido, con una bañera de oro y una esposa eslovena y piernilarga para la producción al aire libre de Shakespeare in the Park.

ARCHIVO - Foto de archivo, 6 de junio de 2016, del director teatral Oskar Eustis en Nueva York. Eustis, quien recibió amenazas de muerte y perdió patrocinadores empresarios después de montar una versión del “Julio César” de Shakespeare en la que el protagonista se parecía a Donald Trump, tiene un mensaje para los artistas que temen una reacción similar: no arredrarse. (Doto de Andy Kropa/Invision/AP, File) © The Associated Press ARCHIVO - Foto de archivo, 6 de junio de 2016, del director teatral Oskar Eustis en Nueva York. Eustis, quien recibió amenazas de muerte y perdió patrocinadores empresarios después de montar una versión del “Julio César” de Shakespeare en la que el protagonista se parecía a Donald Trump, tiene un mensaje para los artistas que temen una reacción similar: no arredrarse. (Doto de Andy Kropa/Invision/AP, File)

Aunque el nombre de Trump no apareció, la reacción fue inmediata al difundirse fotos y videos del sangriento asesinato a puñaladas de César en el tercer acto de la obra, tal como se la representa desde hace 400 años.

Algunos vociferaron que, dado el aspecto trumpiano del personaje, la producción condonaba el asesinato del presidente, aunque la obra advierte claramente sobre la futilidad de la violencia política, por nobles que pudieran ser las razones. Varias personas irrumpieron en el escenario durante la obra, y la policía investiga las llamadas amenazantes a la familia de Eustis.

“Pensé que provocaríamos alguna reacción, pero que sería una reacción a nuestra producción”, dijo Eustis. “Lo que tuvimos no fue una reacción a nuestra producción sino a informaciones completamente sesgadas y tendenciosas de una foto y un video”.

Delta Airlines y Bank of America retiraron su patrocinio, pero acaso lo más doloroso fue que el Fondo Nacional de las Artes (NEA, por sus siglas en inglés), que Trump alguna vez propuso eliminar, manifestó que no tenía participación alguna en el espectáculo.

“Que el NEA se vea obligado a tomar distancia de nuestra producción es muy triste, habla de una agencia federal que se siente sumamente vulnerable. No los critico en absoluto. Están luchando por su vida”, dijo Eustis.

Dijo que el Public Theater, profundamente arraigado en la comunidad y con amplio apoyo financiero, capeará la tormenta. Añadió que ha recibido más de 35.000 emails y cartas de apoyo y unos 2.000 cheques. (El cineasta Michael Moore prometió donar 10.000 dólares).

Lo que más teme Eustis es que la reacción provoque miedo a compañías teatrales más vulnerables “porque temerán las consecuencias”. Compañías que nada tienen que ver con el Public Theater pero que llevan a Shakespeare en su nombre ya han sido objeto de amenazas.

La comunidad teatral ha sufrido con el cambio en la Casa Blanca. Barack Obama frecuentaba los teatros de Broadway y hasta ayudó a promover un espectáculo, “Hamilton”. Trump aparentemente no comparte esa afición de su predecesor al teatro en vivo.

Pero Eustis sostiene que las reacciones adversas tienen un aspecto positivo.

“El escándalo en torno a ‘Julio César’ demuestra que las artes son capaces de ponerse a la vanguardia del cambio positivo”, dijo. “Podemos manifestarnos sobre la democracia, la libertad de expresión, el debate vigoroso, el hecho de que la polémica le hace bien a las artes. Es lo que se supone que las artes deben provocar. Esta es una oportunidad que espero la gente no deje pasar”.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits

image beaconimage beaconimage beacon