Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Director de cementera LafargeHolcim anuncia próxima renuncia

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/04/2017 Por JAMEY KEATEN, Associated Press

GINEBRA (AP) — El director general de la cementera LafargeHolcim anunció el lunes su próxima renuncia debido a las "fuertes tensiones" que enfrenta la compañía desde que ésta reconoció el mes pasado que forjó acuerdos con organizaciones armadas en Siria, entre ellas supuestamente el grupo radical Estado Islámico.

La cementera multinacional más grande del mundo dijo que determinó mediante una investigación interna que el director general Eric Olsen no era responsable ni tenía conocimiento de las irregularidades que tuvieron lugar en las operaciones de la firma en Siria.

LafargeHolcim anunció el mes pasado la investigación interna después de que reconocer que había canalizado dinero a grupos armados en 2013 y 2014 para garantizar el tránsito seguro de empleados y suministros para su planta en Siria.

LafargeHolcim dijo que la pesquisa arrojó fallas en los programa internos de control, y afirmó que su consejo dispuso que Olsen y su equipo "pongan en marcha medidas correctivas" antes de que deje el cargo el 15 de julio.

La compañía sostuvo tratos con las organizaciones armadas a pesar de las sanciones internacionales impuestas al grupo Estado Islámico y el Frente Nusra, el cual ha sido vinculado con Al Qaeda.

La compañía se ha rehusado a precisar por su nombre a los "grupos armados locales" a los que entregó dinero y se ha limitado a afirmar que incluyeron fuerzas "sancionadas".

Sin embargo, la organización no gubernamental francesa Sherpa presentó una denuncia en la que acusa a la compañía de haber hecho negocios con el Estado Islámico.

La renuncia deja entrever que la compañía continúa enfrentando las consecuencias de hacer negocios con los grupos armados.

"Mi decisión se debe a mi convicción de que contribuirá a solucionar las fuertes tensiones derivadas en fecha reciente del caso Siria", señaló Olsen sobre su renuncia.

"Aunque no estoy para nada implicado en ninguna irregularidad, ni siquiera enterado de que las hubo, creo que mi partida contribuirá a que la serenidad regrese a una compañía que estuvo expuesta durante meses en ese caso", agregó.

La investigación interna, que fue completada, señala básicamente los esfuerzos de la empresa para salvar una planta cuya construcción en Siria tardó unos tres años y costó alrededor de 680 millones de dólares, y que "era una de las únicas fuentes importantes de empleo para las comunidades vecinas", dijo la compañía en un comunicado.

Después de que retirara a su personal extranjero en 2012, la planta fue desalojada totalmente y dejó de funcionar en septiembre de 2014.

___

Lori Hinnant, en París, contribuyó a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon