Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dos proyectos ambiciosos, pero muy demorados

logotipo de LA NACION LA NACION 29/05/2014 José Crettaz - La Nacion

En medio del debate caliente que precedió a la aprobación en 2009 de la ley de servicios de comunicación audiovisual, la presidenta Cristina Kirchner creó mediante el decreto 1148 el Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre y conformó el consejo asesor ahora cuestionado por la Auditoría General de la Nación (AGN).

La TV digital estatal siempre fue pensada como sustituto del cable y fue una de las herramientas a las que recurrió el gobierno de la Presidenta en la pelea contra los medios de comunicación no alineados, particularmente el Grupo Clarín, principal accionista de Cablevisión, cableoperador que concentra el 45% del mercado de la TV paga.

Por eso se repartieron 1,4 millones de decodificadores, hay otros 600.000 en proceso de compra; se obligó a las operadoras de telefonía paga a ofrecer teléfonos con receptor de TV incorporado y se instalaron rápidamente en Tierra del Fuego las plantas necesarias para ensamblar televisores con la nueva tecnología (de estándar japonés).

En paralelo se empezó a ofrecer Fútbol para Todos en alta definición y se crearon nuevos canales estatales y privados. En resumen, por la TV digital pueden verse una veintena de señales, algunos de los cuales son privados (como CN23, del grupo Garfunkel-Szpolski; C5N, de Cristóbal López; o Arpeggio, de Remigio González, ente otros). Paradójicamente, ninguna de esas emisoras cumple con la ley de medios que exige para el uso de espectro haber participado de concursos y tener licencia de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

Sin embargo, a pesar del esfuerzo estatal (que este año sumará una inversión total de $ 6749 millones), este sistema es la principal forma de ver TV sólo en 100.000 hogares, según un relevamiento de la consultora Dataxis. Otras investigaciones académicas también confirmaron un escaso uso del sistema. Mientras tanto, la penetración de la TV paga (cable y satélite) siguió creciendo y se ubica por encima del 80% de los hogares.

Por otro lado, el plan Argentina Conectada, que prevé desplegar una red de 58.000 km de fibra óptica para brindar servicios de telecomunicaciones (telefonía y banda ancha), fue lanzado en 2010. Hasta ahora, lleva instalados -según cifras oficiales- 30.000 km, pero con excepción del tramo que conecta el continente con la isla de Tierra del Fuego, prácticamente no está operativo. En total, este año la inversión en este proyecto sumará $ 9896 millones.

Argentina Conectada está en manos de Arsat, empresa creada en 2006 para construir satélites (en 2010 debió lanzarse Arsat 1, previsto ahora para septiembre próximo), pero que desde 2009 concentra sus esfuerzos en el despliegue de la red de fibra óptica y en la transmisión de la TV digital oficial.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon