Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU buscará deportar a Cuba a un “cowboy de la cocaína”

logotipo de Associated PressAssociated Press 14/06/2017

MIAMI (AP) — Uno de los hermanos conocidos como los “cowboys de la cocaína” concluye este fin de semana su larga sentencia en prisión por tráfico de drogas, pero no quedará totalmente en libertad, se informó el miércoles en Miami.

Funcionarios federales de inmigración dijeron que arrestarán a Augusto “Willie” Falcón, de 61 años, cuando sea liberado el sábado de una cárcel de Kentucky luego de haber cumplido su sentencia de 20 años. The Miami Herald informó el miércoles que los funcionarios quieren deportarlo a su Cuba natal.

En abril de este año, el hermano menor de Falcón, Gustavo Falcón alias “Taby”, de 55 años, fue capturado después de pasar 26 años prófugo. “Taby” enfrentaría una condena de cadena perpetua en prisión si es declarado culpable de la acusación que data de 1991.

Los hermanos formaron parte de una organización que en los años de 1980 introdujo ilegalmente 75 toneladas de cocaína a Estados Unidos. El jefe de la pandilla, Salvador “Sal” Magluta, está cumpliendo una sentencia de 195 años.

Augusto Falcón recibió una condena relativamente leve tras declararse culpable en 2003 para evitar un segundo juicio. Tanto él como Magluta fueron absueltos en el primer juicio en 1996, pero se descubrió que habían comprado a jurados y testigos. Magluta fue condenado en el segundo juicio.

Uno de los abogados de Falcón, Rick Díaz, dijo que si bien la policía de inmigración y aduanas ICE quiere deportarlo, tendrá que convencer al gobierno cubano de que lo acepte.

“Estoy seguro de que inmigración se esforzará por deportarlo”, dijo Díaz. “Cumplió su condena. Pagó su deuda a la sociedad. Estamos a mano”.

Miles de cubanos condenados de delitos que darían lugar a la deportación vivieron durante años en Estados Unidos antes del reciente deshielo. Ahora muchos podrían ser enviados por la fuerza a la isla desde que ex presidente Barack Obama modificó las normas de inmigración relativas a los cubanos en enero.

Un vocero de ICE dijo que según la orden de arresto Falcón es ciudadano cubano. Díaz dijo que la familia de Falcón tiene la intención de contratar un abogado especializado para apelar la deportación. La decisión final corresponde a un juez de inmigración.

“El gobierno no tiene pruebas de que constituya un peligro para la comunidad. No fue condenado por un crimen violento”, dijo Díaz. “Ha vivido la mayor parte de su vida aquí. Allá no tiene a nadie”.

En tanto, el hermano menor se declaró inocente de los cargos de narcotráfico y aguarda juicio en la cárcel, sin derecho a fianza.

image beaconimage beaconimage beacon