Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU: Dinero suficiente para lidiar con secuelas de Harvey

logotipo de Associated PressAssociated Press 28/08/2017 Por ANDREW TAYLOR, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El gobierno federal tiene suficiente dinero para manejar las secuelas que dejó el huracán Harvey en Texas, pero al parecer la tormenta requerirá una ayuda multimillonaria, tal como ocurrió con los huracanes Katrina y Sandy.

El fondo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos, FEMA por sus siglas en inglés, tiene más de 3.000 millones de dólares, pero la FEMA dijo el lunes que las acciones de respuesta a Harvey lo están “mermando rápidamente”.

Una inyección de dinero de la FEMA se requerirá pronto dada la magnitud de la tormenta. El Congreso están dispuestos a añadir un paquete de ayuda a una ley de gastos temporal para prevenir que el gobierno se paralice el 1 de octubre.

Es casi seguro que Harvey necesitará un gran plan de recuperación, así como en su momento lo requirieron los huracanes Katrina y Sandy; sin embargo, aún es muy pronto para saber cuánto dinero se necesitará, ya que las inundaciones siguen subiendo en Houston.

El gobierno federal indicó que se asegurará de que Texas reciba lo que necesita.

“Lo que ustedes van a ver es que el gobierno federal, y prevemos que también el Congreso, pondrán recursos a disposición para que Texas tenga una operación de recuperación”, dijo el vicepresidente Mike Pence a una estación de radio de Houston el lunes.

Pence apuntó que dada la “magnitud de las inundaciones” en el área “se necesitarán años para que todo regrese a la normalidad”. Dijo que 22.000 personas ya solicitaron ayuda federal y que cerca de “medio millón de personas en Texas cumplen los requisitos para solicitar ayuda financiera por desastre”, agregó.

“Confiamos en que con las reservas y el apoyo del Congreso tendremos los recursos que necesitamos”, indicó Pence a la estación KHOU.

El Congreso dio un paso adelante con grandes paquetes de ayuda luego del paso del huracán Katrina en 2005 y con Sandy en 2012, aunque algunos republicanos, incluyendo al entonces representante de Indiana Mike Pence, no estuvieron de acuerdo con el costo.

image beaconimage beaconimage beacon