Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El análisis de la derrota de los Pumas: un paso atrás pensando en el Mundial 2019

logotipo de LA NACION LA NACION 19/08/2017

PORT ELIZABETH, Sudáfrica.- Si el objetivo de los Pumas en este Rugby Championship y es dar pasos hacia adelante para llegar a Japón 2019, puede afirmarse que en el primer partido ante los Springboks éste no se cumplió.La derrota 37-15 en el Nelson Mandela Bay Stadium de esta ciudad representa un retroceso respecto al avance, pequeño pero avance al fin, que había significado la ventana internacional de junio.

Un rival que a priori se sabía superior exigía una ejecución quirúrgica de los Pumas, no para ganar sino cuanto menos para tener posibilidades. Para cumplir con el objetivo de progresar. Sin embargo, la tónica del partido fueron los errores no forzados. Sudáfrica fue el dueño absoluto de la pelota, ejerció una demolición lenta y sin tener que recurrir a jugadas complejas, se quedó con un triunfo holgado. La diferencia de 22 puntos fue la mayor entre estos dos equipos de los últimos 9 partidos entre sí (desde el 73-13 en Soweto 2013).

Los Pumas sumaron así su décima derrota consecutiva ante equipos del Tier 1, lo que deja en evidencia que luego del Mundial y merced a una compleja transición, todavía están un escalón por debajo de las potencias.

Más allá del resultado, los Pumas vinieron a Sudáfrica a ratificar la mejoría que habían mostrado ante Inglaterra y seguir progresando en su juego. En varios aspectos del juego esto no ocurrió. El scrum retrocedió siempre, el contacto lo ganaron los sudafricanos y, sobre todo, no se cuidó la pelota con la prolijidad que demandaba un rival de esta talla. Dieciocho entregas de posesión son demasiadas ante los Springboks. Doce penales en contra también es una cifra muy alta. Además, la defensa más allá de la segunda o tercera fase fue frágil: 23 tackles errados sobre 108 para una efectividad del 79%. Demasiado bajo.

El ataque no tuvo fluidez, mérito en gran parte de cómo los Springboks defendieron el breakdown y evitaron pelotas rápidas. El try de Landajo fue una contra brillante y el de Boffelli una buena definición tras un line-out a 5 yardas del in-goal. Pero huno fallas en el manejo de los ataques en los últimos metros, donde se perdieron cuatro pelotas.

El Rugby Championship recién empieza ni esta derrota ni esta performance son determinantes, pero si dejan a las claras que para progresar primero hay que entender que al enfrentar a un equipo superior hay errores que no se pueden cometer, y el plan de juego de los Pumas los propicia.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon