Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El arte argentino cotiza cada vez más en las principales galerías y museos del mundo

logotipo de INFOnews INFOnews 01/06/2014 Jimena Segura
Photo © infonews Photo Photo © infonews Photo

Con un final más dinámico respecto del clima de inicio de la feria, arteBA culminó el pasado lunes su 23ª edición. Siendo una de las más importantes ferias de arte contemporáneo de la región y la más relevante para el mercado de arte local, este encuentro que concentra en pocos días lo que para muchas galerías nacionales representa el pico anual de sus ventas y para los artistas un momento de gran exposición nacional e internacional, remarcó las adquisiciones que realizaron reconocidas instituciones internacionales del arte. 

La TATE Gallery de Londres, el Guggenheim de Nueva York, el Museo Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y el MALI de Lima,adquirieron obras en el marco de esta feria con el fin de acrecentar y diversificar sus patrimonios artísticos. También a nivel local hicieron lo suyo coleccionistas o museos como el MALBA, el MACBA, el MAMBA y el Museo Franklin Rawson de San Juan. 

El trascendido es que esta edición se encontró con niveles de ventas similares a los del año pasado, si bien algunos estiman que el promedio de precios por obra se habría visto reducido. La realidad económica más general y la avidez de dólares en lo que respecta al circuito local de este mercado, son algunos de los factores más señalados que pueden haber tenido su impacto en este sentido. Es que muchas de las ventas, principalmente las de mayor valor y que son normalmente adquiridas por las instituciones o grandes colecciones, son producto de donaciones de privados y empresas. A modo de ejemplo el MALBA, a través de una donación de U$S 25 mil del CITI, sponsor de la feria, adquirió una obra de Margarita Paksa,mientras que la TATEGallery obtuvo una serie de fotografías de Lotty Rosenfeld por una donación de U$S 25 mil dólares realizada por el Patio Bullrich.

De todas formas, es en este período post-feria en el que normalmente terminan concretándose las ventas, por lo que las repercusiones sobre los montos en que efectivamente son realizadas las transacciones –donde la feria en sí misma no interviene– aparecenen muchos casos luego de algunos días. Todo esto en un mercado donde el rumor en sí mismo es también formador de precio, en tanto se trata de una mercancía donde el valor no se vincula de forma directa al proceso productivo mismo. Cuestión esta que hace que más allá de la calidad de la obra en términos artísticos, entren en juego aspectos especulativos, impositivos y financieros, que muchas veces desdibujan el lienzo para conformar un mercado propiamente dicho con todos los intereses típicamente en pugna.

TENDENCIAS. Y es aquí donde las cuestiones monetarias y cambiarias, como dicen los brasileños, faz parte en el mundillo del arte. Según Marcela Andino, coordinadora de EGGO, la feria de arte de la Asociación Argentina de Galerías de Arte (AAGA), "las obras argentinas son hoy una buena oportunidad porque sus valores son muy bajos en relación a los precios del mercado internacional del arte. Es una buena ocasión para poder expandir los artistas locales y ponerlos a un nivel más actualizado de lo que sucede a nivel mundial". La especialista señaló a Tiempo cómo esto pudo observarse en arteBA, donde "muchas galerías extranjeras exhibieron artistas locales, lo que es muy beneficioso para el arte argentino porque interactúan con las galerías nacionales y así se ubican artistas locales en el exterior". Según Andino la mayor inserción de galeristas extranjeros en la Argentina, es recibida por el mercado local no como un desplazamiento sino más bien como "una buena oportunidad denegocio".

La integración regional tiene también su relevancia en este intercambio. A modo de ejemplo en el marco de arteBA, el Museo de Arte de Lima adquirió una obra del pintor argentino Alejandro Puente, fallecido el año pasado,en un ejemplar de su obra plumaria. Mauro Herlitzka, asociado de Henrique Faría Buenos Aires, galería que vendió la obra, señaló a Tiempo que la misma "puntualiza la mirada latinoamericana pero en un diálogo internacional en general, opuesto a lo meramente criollo que no puede captar el interés y no tiene aporte dentro del contexto internacional. Es este diálogo artístico el que permite a determinados artistas locales insertarse a nivel mundial, donde el interés respecto del arte argentino se concentra en algunas prácticas del modernismo, pero sobre todo la abstracción geométrica, las producciones conceptuales y cierta producción contemporánea". Según Herlitzka "esta tendencia se está desarrollando, pero hay que generar políticas más intensas porque en las ferias internacionales la gente se sorprende de la calidad de los artistas argentinos pero no posee el conocimiento necesario de la obra para poder asir esa producción. Por eso es necesario así formar una tendencia, un valor simbólico que después puede llegar a marcar precio."

En términos regionales, el especialista remarcó que claramente Brasil y México son líderes en políticas culturales, pero también Perú y Colombia "están teniendo acciones muy fuertes y proactivas". De esta forma, opina, "los elementos de promoción del arte argentino no han sido tan eficientes, y los altos costos locales requieren de un impulso y una acción común de galerías y cancillerías para facilitar los envíos de arte argentino al exterior y la organización de muestras en ferias internacionales. Pero en principio se debe apuntar a un mercado interno que sostenga la producción local. Sin mercado propio, no se puede exportar. Hay que dotar a los principales museos de financiamiento, realizar publicaciones, muestras y avanzar en una ley de mecenazgo nacional."

Andino también remarcó la relevancia de desarrollar el mercado local de arte argentino, que según las estadísticas de AAGA sigue creciendo. Si bien las cifras actualizadas se encuentran en elaboración, el crecimiento de la actividad se ubicaría por debajo del observado para el período 2010-2012 "que fue muy significativo y presentó un aumento del 35% en dos años". 

Por su parte remarcó la relevancia de Brasil en este punto "que tiene un mercado de primer mundo en términos culturales con una política de mecenazgo muy incorporada a la promoción de arte. Acá existe la ley de mecenazgo sólo en la Ciudad de Buenos Aires y en el Chaco, y requieren de más difusión para que las  empresas puedan entender el mecanismo de aporte a la cultura a través de este tipo de normativas".

El perfil de los compradores

Existen diferentes tipos de compradores de arte. Además de los grandes coleccionistas e instituciones, Marcela Andino remarcó que "cada vez más jóvenes empresarios se están arrimando a este mercado. En principio,aparece la intención de tener en la casa una obra de arte en vez de un poster. Eso estimula la actividad, y a medida de que van entrando al mundo del arte van teniendo una mirada diferente de lo que van comprando, ya más asesorado, investigando y recorriendo galerías, y así conociendo qué artistas van teniendo otra posición en el mercado  legitimado por los premios que ganan o por los comité de selección para participar en ferias.El comprador va adquiriendo otra experiencia." 

En este punto Mauro Herlitzka señaló que "es un proceso natural que se incorporen nuevos inversionistas o coleccionistas en el sector, y vayan adquiriendo madurez y conocimiento del arte. Se están formando lindas colecciones, pero como en todo, algunas son serias y otras más improvisadas". En este sentido el desarrollo de los medios de comunicación, la masificación de la publicidad y la crítica sobre algunos artistas, puede a veces generar expectativas sobredimensionadas e incluso inflar precios –o al revés– sobre cierta obra, pero en definitiva, dice el especialista, "el que no tiene calidad no sobrevive en el tiempo". De aquí que el conocimiento más general en el tema, es para los entendidos fundamental a la hora de tener en cuenta alguna inversiónen un mercado de estas características.

En 2013, récord mundial

La reconocida base de datos mundial del mercado del arte, Artprice, reveló que este sector creció a nivel mundial en el año 2003 y se retrajo fuertemente en 2008, luego de la crisis financiera, tanto en precios como en cantidad de subastas realizadas. Pero con la posterior inyección de liquidez de los EE UU y la reactivación mundial principalmente motorizada por los países emergentes, se fue recuperando un mercado que hoy los analistas coinciden se reubica ya no sólo como resguardo de valor, sino nuevamente como inversión en sí misma. Según Mauro Herlitzka con un crecimiento del 50% de esta actividad a nivel mundial en el marco de 5 años, "el propio mercado intenta poner en valor distintas regiones para que haya otros niveles de inversión. Acá entraría el avance del arte latinoamericano, el de la región subsahariana como ocurre con Nigeria, o el circuito que se está generando en el sudeste asiático".

En su último balance sobre las tendencias para el año 2013, Artprice develó que se trató del "mejor año jamás registrado en la historia de las subastas" con más de 12 mil millones de dólares de facturación. Esto "impulsado por una demanda globalizada, en especial con compradores de Asia, de Oriente Medio y de Rusia". El informe remarca el avance de China en el sector, "cuyo volumen de ventas anual supera por primera vez en la historia al del gigante americano". Asimismo "en China, al igual que en EE UU, la venta de obras de arte nunca ha sido tan beneficiosa. El volumen de ventas anual a escala mundial se ha incrementado un 13%", siendo que elíndice global de los precios del arte habría ganado 15 puntos merced a una subida general del orden de un 80% en diez años. "El duopolio China-Estados Unidos controla casi el 70% del mercado del arte", dice el balance 2013. China destina la mayor parte a la compra de arte propio.

OPINIÓN  

Los nuevos compradores comienzan a tomar las obras como posibilidad de inversión y reserva de valor

Por Marcela Andino (Asociación Argentina de Galerías de Arte)

Las galerías ya no funcionan bajo la forma típica. 

Lo que hay en este momento es un movimiento que apunta a la reformulación de proyectos, donde se están desarrollado espacios jóvenes que plantean proyectos más integrales que incorporan no sólo la venta de obras sino también la generación de cursos, charlas, residencias que se complementan para conformar una propuesta cultural más amplia. 

La misma galería los impulsa, y busca su salida en ferias internacionales que crecen, y donde cada una de ellas tiene un perfil propio.

Están las más tradicionales como las de Arco, o Art Basel que abrió su sucursal en Miami, pero que generan que alrededor de las ferias se hagan otras más chicas con su propia personalidad. 

Nosotros desde las AAGA desarrollamos EGGO una feria con un perfil propio que busca estas nuevas tendencias feriales donde establecemos la promoción de artistas jóvenes con un valor de obra acorde a los que el mercado local demanda para asimismo impulsarlo. 

Allí, el 70% de las obras comercializadas deben estar valuadas hasta los 30 mil pesos, y el resto será de mayor valor o que incorpore alguna obra de un clásico o gran maestro que superan esos montos o que presenten formatos más caros. 

Los precios de las obras se exhiben con el fin de estimular el acercamiento de nuevos compradores y generar así una mayor apertura de mercado.

Estos nuevos compradores comienzan a tomar el arte como posibilidad de inversión y como placer de vida, lo que es una oportunidad teniendo en cuenta que el arte es desde el vamos un resguardo de valor, porque por lo general los artistas pueden no crecer y estancarse, pero en ese caso mantenerse en un precio que no es fácil que descienda.

Más de INFOnews

image beaconimage beaconimage beacon