Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"El Cordobés", la voz en español de Estado Islámico

logotipo de LA NACION LA NACION 25/08/2017

MADRID.- Es el primer jihadista de Estado Islámico que habla y amenaza en español en un video. Y fue noticia anteayer, cuando la organización terrorista elogió a los autores de los atentados en Barcelona y amenazó a España con más ataques si no se retira de la coalición internacional que lo combate en Siria e Irak.

"El Cordobés", la voz en español de Estado Islámico © LA NACION "El Cordobés", la voz en español de Estado Islámico

Se hace llamar Abu Lais "Al Qurtubi" (en español, "el Cordobés"). Según el diario El País, su nombre real es Muhammad Yassin Ahram Pérez, hijo de Tomasa Pérez Mollejas, una mujer de Málaga cuya familia procede de Pozoblanco (Córdoba, España) y que decidió irse a Siria para unirse a la jihad. Su padre es Abdelah Ahram, de 42 años y preso en Tánger por su activo papel en el radicalismo.

Tiene 22 años y es el mayor de cinco hermanos: Musa, Islam, Ousama, Qoudama y Yunes, la única mujer. Todos están en Siria con su madre, que abandonó España en 2014 para sumarse al califato. También tiene una orden de captura internacional. En el mensaje del grupo extremista que se conoció ayer, Pérez amenaza a los "cristianos españoles", a los que pide que no olviden la "sangre derramada de los musulmanes de la Inquisición española". Además, insiste: "Vengaremos vuestra matanza, la que estáis haciendo ahora con Estado Islámico. Con el permisos de Alá, Al Ándalus volverá a ser lo que fue, tierra de califato".

El video, titulado "La conquista de Barcelona" y difundido en la red Telegram, además elogia a los "hermanos" que atacaron y muestra fotografías de Younes Abouyaaqoub, autor del atropello masivo de Barcelona, que fue abatido hace dos días por la policía catalana.

Al menos 15 personas murieron y más de 120 resultaron heridas en los atentados del jueves pasado, cometidos por una célula de unas 12 personas. Trece de las víctimas fueron atropelladas en La Rambla por Abouyaaqoub, que luego, en su huida, secuestró un auto y mató a puñaladas a otro joven. Más tarde, una persona murió en el ataque en Cambrils. Ocho de los integrantes de la célula murieron abatidos por la policía -cinco en Cambrils poco después del ataque, más Abouyaaqoub- y en la explosión accidental de una vivienda donde preparaban explosivos.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon