Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno admite que Cristina gana el escrutinio, pero confía en triunfar en octubre

logotipo de LA NACION LA NACION 25/08/2017

Con una diferencia inferior al uno por ciento, el kirchnerismo será la fuerza más votada de la provincia de Buenos Aires. Ésa es la distancia que consideran en la Casa Rosada que dará el escrutinio definitivo de la elección bonaerense a favor de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Aunque aún restan cargar telegramas, el Gobierno ya reconoce que Unidad Ciudadana quedó "un puñado de votos" por encima de Cambiemos. Las estimaciones van de 0,3 por ciento, lo que representa aproximadamente unos 20.000 votos, a 0,8%. En todo caso, se trataría de menos de 100.000 electores en un distrito que reparte más de 9.000.000 de votos.

Mientras el kirchnerismo espera la confirmación de la justicia electoral para celebrar, desde el Gobierno reforzarán el mensaje de que lo que ocurrió en las PASO fue un "empate técnico" y le restarán valor a la diferencia. "Eso ya pasó. No vamos a discutir algo que ya terminó", dice a LA NACION uno de los hombres de confianza del presidente Mauricio Macri.

Pese a quedar en segundo lugar, el optimismo prima en la Casa de Gobierno y en el equipo de campaña bonaerense, que lidera el jefe de gabinete provincial y mano derecha de María Eugenia Vidal, Federico Salvai. En los cálculos que realizan por estas horas, la boleta que encabeza Esteban Bullrich se impondría por al menos cuatro puntos en las elecciones generales del 22 de octubre.

"Ya a nadie le importa el resultado de las PASO, es un empate. Decían que Cristina [Kirchner] iba a ganar por 7% y terminamos empatados", graficaron cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El conteo de los votos en la provincia de Buenos Aires, a cargo del juez federal Juan Manuel Culotta, titular del Juzgado Federal N° 1 de La Plata con competencia electoral, se conocería el lunes próximo, aunque podría adelantarse. La carga de los datos provisorios del 13 de agosto terminó con el 95,68 por ciento de las mesas escrutadas, un total de 9.029.408 votos. La contienda electoral se cerró con una leve ventaja a favor del primer candidato a senadores de Cambiemos (34,19%) sobre la candidata de Unidad Ciudadana (34,11 %); se trató de una diferencia de sólo 6915 votos.

Mientras tanto, Cambiemos ya puso en marcha el plan para vencer al kirchnerismo en el distrito más importante del país. Como ocurrió en agosto, Vidal será la protagonista estelar en el camino al 22 de octubre. Pero sus apariciones, por lo menos durante las próximas tres semanas, estarán enfocadas en la gestión. La gobernadora tendrá mayor exposición a medida que se acerquen los comicios.

La mandataria provincial no estará sola: el presidente Mauricio Macri también participará activamente, lo mismo que el resto del gabinete nacional.

La ex presidenta de la Nación, Cristina Kirchner © Marcos Brindicci / ArchivoMarcos Brindicci / Archivo La ex presidenta de la Nación, Cristina Kirchner

"Los candidatos ya están caminando toda la provincia. Cada uno hablando de los temas que más conoce. Bullrich, de educación; Ocaña, sobre los jubilados; González, sobre violencia de género, y Montenegro, de seguridad. Así será por ahora", contaron fuentes oficiales.

El equipo de campaña que, además de Salvai, componen el secretario de Comunicación, Federico Suárez; el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Álex Campbell, entre otros, trabaja por estas horas en los distritos en los que el oficialismo puede crecer.

En ese listado aparecen Mar del Plata, La Plata, Morón, La Matanza, Almirante Brown, Quilmes, Lanús, San Isidro, San Fernando y Tigre. Los dos últimos son territorios que gobierna el massismo. Parte de la estrategia está orientada a seducir a los votantes de Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

Pero además de caminar cada distrito para "escuchar los reclamos", sobre todo donde los números fueron escasos, ahora apuestan a que en octubre se acerque más gente a votar. En Cambiemos creen que pueden sumar varios puntos con quienes no participaron en las PASO.

Con el foco puesto en la gestión, la obra pública también tendrá un rol predominante. Y otro de los factores que creen en Cambiemos que también jugará a su favor es la polarización que se dará con el kirchnerismo.

"Aspiramos a realizar una elección mucho más fuerte, nosotros podemos crecer. Cristina [Kirchner] sacó menos votos que Aníbal Fernández, ya está en su techo", describió uno de los hombres que integran la mesa chica bonaerense.

Si bien Cambiemos ganó en 101 de los 135 distritos -sólo gobierna en 69- y sumó millones de votos más que en las PASO 2015, tuvo dificultades en las franjas del territorio bonaerense donde la pobreza es estructural, principalmente en el segundo y tercer cordón del conurbano. Ahí también estará puesta gran parte del esfuerzo por transmitir el mensaje.

Cautela en la Provincia

LA PLATA.- Pese a que extraoficialmente la Casa Rosada reconoció el triunfo de la ex presidenta Cristina Kirchner por una diferencia de 20.000 votos, en la provincia de Buenos Aires prefirieron ser más cautelosos y no dieron cifras. "Estamos esperando que la justicia electoral revele los números del escrutinio definitivo", dijo a la nacion un estrecho colaborador de la gobernadora María Eugenia Vidal. El recuento de los votos en el Teatro Argentino no se detiene. Los hombres de la justicia electoral, que comanda el juez Juan Manuel Culotta, realizaron hasta ayer el escrutinio de tres de las ocho secciones electorales (dos de ellas son las que mayor caudal de votos tienen): la primera, la octava y la tercera sección, que en conjunto representan cerca del 75% del padrón electoral de la provincia de Buenos Aires.

El escrutinio definitivo continuará incluso el fin de semana y se aguarda que para el lunes o el martes ya haya concluido.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon