Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno busca reforzar el control de los fondos de los gremios y su sistema electoral

logotipo de LA NACION LA NACION 24/08/2017

Tras echar a dos funcionarios que estaban estrechamente vinculados con los gremios, el Gobierno reforzará ahora el control de la millonaria caja de las obras sociales y pondrá la lupa en la democracia interna de los sindicatos en tren de detectar irregularidades en sus procesos electorales.

El endurecimiento de la Casa Rosada se distingue a partir de los perfiles de los reemplazantes de los desplazados Luis Scervino, el ex jefe de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), y de Ezequiel Sabor, el ex viceministro de Trabajo.

A cargo de la SSS, el organismo que administra los millones de pesos de las obras sociales sindicales, quedará Sandro Taricco, hasta ayer el gerente general.

Taricco es un hombre de confianza del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pero mucho más aún de Graciela Ocaña, actual legisladora porteña y candidata a diputada nacional de Cambiemos.

Ocaña llevó a Taricco a la SSS durante la gestión de Héctor Capaccioli para descolonizar a la tropa que Hugo Moyano había ubicado estratégicamente en su época de aliado del kirchnerismo.

El ex director nacional de Asociaciones Sindicales Horacio Pitrau reemplazará a Sabor. Pitrau, considerado dentro del ministerio como mano derecha de Triaca en sus negociaciones con los gremios, es un abogado que tuvo un rol clave en abril pasado, cuando se concretó el paro general que activó la CGT.

El mismo día de la huelga publicó en el Boletín Oficial una serie de recomendaciones para transparentar las elecciones gremiales, incorporando el voto electrónico, dar cumplimiento a la ley del cupo femenino del 30% y rechazar que dirigentes que estén "inhibidos penal o civilmente" integren las listas electorales de los gremios. Fue por entonces una sutil advertencia, que ahora se renueva.

"La interna entre Triaca y Sabor era insostenible. Jugaba para Luis [Barrionuevo] y los Moyano", dijo un funcionario raso de la cartera laboral.

El movimiento de piezas dentro del organismo de Triaca no se detendría y se podrían anunciar más cambios. Por lo pronto, Karina Palacios reemplazaría a Pitrau como directora de Asociaciones Sindicales. Palacios está nombrada por el ministro como delegada normalizadora en la Unión del Personal de Seguridad (Upsra), un gremio cercano a Barrionuevo que está intervenido desde diciembre de 2016.

Las designaciones de Pitrau como de Palacios cuentan con el visto bueno de los gremios que integran las 62 Organizaciones Peronistas, el oxidado brazo político que supo articular la CGT y que se convirtió hoy en un sector afín al macrismo.

Nada es casualidad: las 62 Organizaciones Peronistas, con el fallecido Gerónimo Venegas a la cabeza, fue la que activó el año pasado la impugnación del triunvirato de mando cegetista por considerar que hubo irregularidades en el proceso eleccionario.

Ese expediente está hoy en manos de Triaca, que debe resolver en un mes si extiende la prórroga o si ordena a la CGT a convocar a una nueva elección de autoridades. Será otro foco de conflicto.

A Maurico Macri lo invadió una mezcla de furia y sorpresa cuando la CGT ratificó la semana pasada la protesta de anteayer a la Plaza de Mayo. "Estos gremios perdieron la capacidad de escuchar y de entender lo que pasa en el país", fue la reacción pública del Presidente. Puertas adentro, ordenó un rastrillaje en la cúpula de la administración pública con la intención de detectar funcionarios que estén estrechamente vinculados al sindicalismo. Así se gestaron las caídas de Scervino y Sabor.

Scervino presidió la obra social de Obras Sanitarias, el gremio de José Luis Lingeri. Llegó a la SSS por un acuerdo entre Macri y la CGT. "Su salida es una verdadera cagada. Espero que el que venga siga en la misma tónica", lamentó ayer un jefe de la central obrera.

Durante su gestión, Scervino había logrado agilizar el pago de los reintegros a las prestadoras médicas sindicales y estaba a punto de habilitar el surgimiento de la obra social de Dragado y Balizamiento, el gremio que conduce Juan Carlos Schmid, el hombre de Moyano en el triunvirato cegetista.

Otro coletazo directo de la marcha de la CGT y de la salida de Scervino se concretó ayer: se suspendió el encuentro entre funcionarios del Ministerio de Salud y de la CGT para activar el plan universal de salud.

La iniciativa, consensuada entre Macri y la CGT en agosto del año pasado, se pensaba financiar con el dinero del Fondo Solidario de Redistribución (FSR), la caja en la que se atesora el aporte obligatorio que se les retiene mensualmente a los trabajadores de sus salarios y que los gremios consideran propia.

Golpeado, Lingeri se alejará por casi un mes

José Luis Lingeri es el sindicalista al que más golpeó la salida de Luis Scervino, el ex titular de la Superintendencia de Salud, quien debió renunciar horas después de la movilización de la CGT. Scervino presidió la obra social de su gremio, Obras Sanitarias, y ambos coordinan un instituto de investigación dedicado a la seguridad social. Mirado de reojo por el gobierno de Mauricio Macri y activo protagonista de la interna de la CGT, Lingeri se tomará un respiro, que lo alejará de la escena pública por casi un mes. Como miembro del directorio de la empresa estatal AySA, viajará la semana próxima a un seminario a Colombia y luego irá a Israel, donde buscará inversores para un proyecto de agua potable en el país. Su regreso sería para fines de septiembre, por lo que se ausentaría del confederal cegetista que definirá si avanza o no hacia un paro general. Antes de viajar, ya dejó en claro su postura: "El paro es al pedo. Yo no estoy de acuerdo".

¿Quiénes son los nuevos funcionarios?

Horacio Pitrau

Viceministro de Trabajo

Profesión: abogado penalista, especialista en relaciones gremiales

Asesoró a Schoklender

Pitrau se desempeñó como defensor de Sergio Schoklender, procesado en la causa Sueños Compartidos, hasta 2011. Luego abandonó ese rol por discrepancias en la estrategia procesal

Guiño a Triaca

Es considerado mano derecha de Triaca en sus negociaciones con los gremios. Tuvo un rol muy activo en la Dirección de Asociaciones Sindicales

Advertencia

Tuvo un rol clave en abril, cuando se concretó el primer paro general de la CGT contra Macri. El mismo día publicó en el Boletín Oficial una batería de medidas para "normalizar" el funcionamiento de los gremios

Sandro Taricco

Gerente de la SSS

Profesión: contador, ex gerente de la Superintendencia de Servicios de Salud

Pasado en el organismo

Hasta ayer era uno de los gerentes dentro del organismo que conducía Luis Scervino

Guiño a Trabajo

El funcionario es, al igual que Pitrau, del riñón del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el gran ganador de la pulseada luego de los cambios

Cercano a Ocaña

Tiene vínculo con Graciela Ocaña desde la época en que la actual legisladora porteña, ahora candidata de Cambiemos, dirigía el PAMI. Ocaña llevó a Taricco a la SSS durante la gestión de Héctor Capaccioli para descolonizar a la tropa que Hugo Moyano había ubicado estratégicamente en su época de aliado del kirchnerismo

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon