Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno prevé que puede "perder por poco" en Buenos Aires

logotipo de LA NACION LA NACION 16/08/2017

A tono con el aire relajado que se respira luego de conocidos los resultados nacionales del domingo, en la Casa Rosada exhibieron poca preocupación por el final de las elecciones en la provincia de Buenos Aires, donde el conteo se frenó con una ventaja de apenas 6900 votos en favor de los candidatos de Cambiemos.

"No hablamos más del resultado en la provincia. Mauricio ya nos pide que hablemos del futuro", contó a LA NACION uno de los asistentes a las reuniones de coordinación que encabezó el presidente Mauricio Macri .

De todos modos, y ante la insistencia del kirchnerismo, que sigue denunciando un conteo "manipulado", desde lo más alto del poder aceptan que el resultado puede ser una derrota "por pocos votos" ante Unidad Ciudadana.

"Estamos muy contentos con los resultados hoy y lo estaremos después del recuento definitivo", afirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña. En el Ministerio del Interior, a cargo del conteo provisional, se defendieron de las acusaciones que lanzaron Cristina Kirchner y otros referentes durante la larga madrugada en la que se contaron los sufragios. "Quieren la boleta de papel, quieren hacer trampa. No somos iguales a ellos, no todos hacemos trampa. Fue una elección tranquila, no la quieran ensuciar", dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Fue una elección normal: el escrutinio provisorio sólo fue objetado en la provincia de Buenos Aires", insistió el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez. "El resultado se dirimirá en la Justicia", agregó, y reafirmó que las 1600 mesas que quedaron sin escrutar, un 4% del total, "es un porcentaje normal".

Comienza el recuento definitivo

Mientras en casi todas las provincias comenzó ayer el escrutinio definitivo de las PASO, según informó la Cámara Nacional Electoral, la provincia de Buenos Aires iniciará hoy con el conteo final de la muy peleada elección legislativa, que mantiene en vilo a muchos bonaerenses.

La carga de los datos provisorios concluyó el lunes, a las 6.55 de la mañana, con el 95,68% de las mesas escrutadas y 9.029.408 votos. En el escrutinio definitivo se incluirán las mesas que no fueron computadas en el conteo provisorio y que representan unos 410.000 votos. El escrutinio final comenzará hoy, a las 8, en el Teatro Argentino de La Plata, y estará a cargo del juzgado electoral bonaerense, a cargo del juez federal Juan Manuel Culotta.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon