Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno quiere que las automotrices ofrezcan un 0KM de entre 80.000 y 100.000 pesos

logotipo de Infobae Infobae 21/05/2014 Infobae
Kicillof y Debora Giorgi automotrices 1170 2 © Kicillof y Debora Giorgi automotrices 1170 2 Kicillof y Debora Giorgi automotrices 1170 2

La primera empresa que desfilará ante Kicillof y probablemente la ministra de Industria Débora Giorgi será Mercedes Benz Argentina con una delegación encabezada por Joachim Maier; luego le sucederán Fiat Auto Argentina, Peugeot, General Motors Argentina, Volkswagen, Renault, Toyota y Ford Motors Argentina, representada por su presidente, Enrique Alemañy, quien es a su vez titular de Adefa.

En algunas automotrices apuntan que Kicillof busca negociar terminal por terminal para evitar recibir un pedido conjunto.

El rumor que circula en el mercado es que el ministro le solicitará a la mayoría de las terminales que dispongan de un auto barato o "salario" que se encuentre en un valor que va de 80.000 y 100.000 pesos. Una especie de modelo con "Precio Cuidado".

Los especialistas del sector consideran que con un salario promedio de la economía de 8.600 pesos brutos alcanzarían unos 10 sueldos para que más trabajadores puedan acceder al primer 0 kilómetro. Hoy el menú de opciones más económicas se ubica en el rango de unos 15 sueldos.

Economía aspira a que cada terminal produzca un auto salario en el país

De acuerdo a los precios de lista del mercado hay sólo 4 modelos de autos que están por debajo de los 100.000 pesos: el Fiat Palio Fire, Chevrolet Corsa, Renault Clio Mio, y el Chery QQ. La intención del Gobierno sería que el resto de las terminales también ofrezcan un auto de esas características de fabricación nacional.

Desde Adefa apuntan que la aplicación del impuesto a los autos de alta gama "mató" al mercado automotriz, por eso llaman a ese gravamen el "impuesto de la muerte".

Los impuestos no se tocan

Tanto desde los ministerios de Economía e Industria, como desde las tres empresas terminales que asistieron a la reunión del viernes pasado en el quinto piso de Hipólito Yrigoyen 250, aseguran que el Gobierno nunca ofreció reducir la alícuota del 30% para los autos de más de 170.000 pesos y del 50% para los que superan los 210.000, si se comprometían a no despedir personal.

Sólo les solicitaron que cada empresa presente un detallado informe sobre niveles de producción, facturación anual, exportaciones e importaciones desde 2009 a la fecha y en particular el comercio de vehículos con su filial en Brasil. Este último punto tiene relación con las reuniones que se llevarán a cabo el 28 y 29 de mayo con sus pares brasileños.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon