Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juez habló de una "maniobra" de la Corte, el Consejo y el Gobierno

logotipo de LA NACION LA NACION 19/08/2017

El juez federal Eduardo Freiler afirmó ayer que su suspensión del cargo por presunto "mal desempeño en sus funciones" obedece a "una maniobra coordinada entre la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura, que está siendo articulada desde el Poder Ejecutivo".

Adelantó además que intentará que se declare nulo el plenario de ayer y que ampliará una denuncia penal "sobre miembros del Consejo de la Magistratura por ejecutar un proceso irregular y apartado de todas las normas que reglamentan la investigación" para llevarlo a juicio político.

Por otro lado, tras reiterar que el proceso en su contra se debe al "contenido" de sus fallos, Freiler entendió que su situación constituye un caso testigo de "disciplinamiento para el resto de los jueces" que, a su criterio, exhibe "el pensamiento verdadero de los funcionarios, del propio presidente (Mauricio Macri) y de los que continúan con su discurso", y demuestra "la falta de independencia de los miembros del Consejo de la Magistratura".

Así se pronunció el camarista sobre el plenario de anteayer, en el cual el Consejo de la Magistratura aprobó, con una mayoría circunstancial debido al lugar que quedó vacante por unas horas con la salida del senador del Frente para la Victoria-PJ Ruperto Godoy y la demora en la jura de su par Mario Pais en su lugar, el inicio del proceso de juicio político al magistrado, quien quedó automáticamente suspendido de sus funciones por 180 días.

"El senador Pais quedó deliberadamente retenido para que no estuviera presente en la sesión", denunció el juez Correccional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal al señalar que "fue citado para prestar juramento a las 9 ante los miembros de la Corte Suprema y el acto se realizó a las 13".

En declaraciones a Radio 10, Freiler objetó también que el tratamiento del tema de su suspensión "estaba en la orden del día en el puesto número 10 y el representante del Poder Ejecutivo solicitó que se tratara en primer lugar", cuando no estaban presentes todos los consejeros.

"Queda en claro la falta total de independencia de los consejeros de otros poderes, fundamentalmente del Poder Ejecutivo", denunció al definir como "un bochorno institucional para el país y la ciudadanía" lo que calificó como "maniobra irregular" a la forma en la que se definió el inicio de un jury de enjuiciamiento en su contra.

Para Freiler, "no cabe ninguna duda de que el verdadero motivo" por el que fue acusado y suspendido del cargo es "el contenido" de sus fallos, aunque señaló que se trata de algo que "no lo dicen en el Consejo de la Magistratura, pero sí lo dice el presidente Mauricio Macri cuando en una entrevista dijo que «los jueces que no piensen como nosotros deberán correrse y nombraremos a otros»".

"Me corrieron de la causa Papel Prensa y han logrado que no intervenga en las causas Los Sauces y Hotesur, y declaré inconstitucional decretos dictados por el Poder Ejecutivo que seguramente han molestado", sostuvo el camarista.

Sin el camarista, la Sala confirmó al juez Bonadio

La Sala I de la Cámara Federal porteña rechazó ayer una presentación que había hecho Víctor Manzanares, el contador de los Kirchner, detenido en la cárcel de Marcos Paz, y ratificó al juez federal Claudio Bonadio al frente de la causa Los Sauces. Se trata de la primera decisión de la Sala I la suspensión del juez Eduardo Freiler, que era uno de sus integrantes. La resolución fue firmada por los jueces Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero. quienes ya habían rechazado meses atrás una recusación contra Bonadio que había impulsado Cristina Fernández. Manzanares había acusado a Bonadio de arbitrario a la hora de ordenar su detención y permitir que se lo tratara de forma "humillante e innecesaria".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon