Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mercado aceptó las señales del BCRA y el dólar cerró en equilibrio

logotipo de LA NACION LA NACION 05/08/2017

La cotización del dólar entregó señales ayer de haber encontrado un nivel de "equilibrio", el día después de que el Banco Central (BCRA) reforzó la señal de precio que le dio al mercado al vender reservas con ese objetivo por segunda vez en 4 días y tras más de un año de no hacerlo.

El billete cerró plano tanto en el segmento mayorista como en el minorista de negocios al ofrecerse para la venta a $ 17,67 y 17,94, respectivamente.

La fachada del Banco Central, en la city porteña © LA NACION La fachada del Banco Central, en la city porteña

De este modo, en la "era de la flotación administrada a pleno" que trajo consigo el comienzo del proceso electoral para renovar el Congreso (es decir, tras las dos intervenciones del BCRA), la cotización del billete cayó 13 y 7 centavos en cada segmento de negocios en la presente semana. Así cortó una racha de dos semanas consecutivas en la que había acumulado fuertes subas en su cotización.

De este manera, el Gobierno logró cumplir con su principal objetivo que pasaba por evitar que volviera a superar la cota de los $ 18 al público para quitarle, además, el centralismo informativo que había ganado en las últimas semanas.

Dicha tregua implicó para el BCRA, sacrificar casi 350 millones de sus reservas en la semana.

La banda de flotación pareció por primera vez ser convalidada por el mercado, que se mostró más activo que en los últimos días y operó el mayor volumen de la semana (se transaron 645 millones, cifra 15% promedio superior al promedio del resto de los días). "La sensación es que el mercado entendió solo, tras la confirmación de la cota superior del tipo de cambio por segunda vez en menos de una semana", juzgó el economista Santiago Manoukian.

De hecho, el precio del billete tuvo ayer menor volatilidad que en ruedas anteriores. "El mayorista vendedor tocó un mínimo de $17,61 tras haber abierto a $ 17,64, para luego reacomodarse un poco y subir a $ 17,69 antes de cerrar a $ 17,67, el mismo precio de cierre de anteayer, algo que no pasaba hace rato", explicó el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios.

Además se notó una reactivación de la oferta exportadora de divisas del sector sojero, pese al retroceso que en la jornada registraron los precios de ese cultivo. "Liquidaron partidas por más de US$ 100 millones, un monto muy similar al que habían vendido el lunes tras la fuerte intervención del BCRA. La sensación es que se resignaron a estos precios que están bastante cerca del techo de $ 17,70 que impuso anteayer esa entidad", evaluó Fernando Izzo, de la corredora ABC Mercados de Cambios.

Si la mayor oferta apenas alcanzó para equilibrar al mercado es porque "los bancos siguen pagando la divisa para cubrir obligaciones, cumplir con giros al exterior o coberturas de inversores. Se notó en los US$ 105 millones que operaron en swaps para tomar o colocar fondos en pesos con destino ya comprometido para la compra o venta de divisas a distintas fechas", agregó este operador.

¿Punto de inflexión?

Algunos analistas creen que la demanda de dólares para cobertura debería empezar a disminuir, básicamente porque creen que el mercado ya incorporó el dato de una muy posible derrota de los candidatos del oficialismo en la PASO bonaerense, que sería relativamente fácil de revertir en la segunda vuelta de octubre que es, en definitiva, la que determina mandatos.

"Si la economía se sigue recuperando al ritmo que mostraron los últimos datos a octubre se llegaría creciendo a un ritmo muy próximo al máximo de la segunda mitad de 2013, con una inflación en baja y un tipo de cambio equivalente al de febrero de 2015, pero sin cepo y con precios relativos ya parcialmente sincerados", juzgó ayer en un informe la administradora de fondos Consultatio, que entiende que el mercado "compró" la teoría de las dos etapas.

"La corrección de mercado desde inicios de junio a la fecha fue considerable, en especial cuando se observa que el contexto mundial no fue malo. El peso se depreció 17% en tres meses, las acciones valuadas en dólares perdieron 14% y la prima de riesgo de los bonos está en máximos respecto de comparables como Brasil", explica el trabajo suscripto por los analistas José Echagüe y Agustín Pérez.

Sin embargo, los negocios con futuros cambiarios mostraron que a una parte del mercado aún le cuesta convalidar el escenario que surgió de la intervención oficial. Ayer, en el Rofex, por caso, se operaron el equivalente a US$ 590 millones pero cerca de la mitad de los negocios (44%) se concentraron en el vencimiento de agosto que se pactó en alza y cerró a un promedio de $ 17,99, lo que supone una tasa implícita de 24,4% anual, la mayor entre los plazos negociados.

Debería valer $ 20, según la Mediterránea

El valor del dólar debería ubicarse hoy en torno de los $ 20 ya que su poder adquisitivo local "sigue siendo relativamente bajo", según un informe de la Fundación Mediterránea. Para la entidad, existen razones económicas que justifican el salto que el tipo de cambio tuvo en la plaza local en los últimos meses, aun cuando se devaluaba en el resto del mundo. Por eso vaticina que las recientes fluctuaciones que mostró el billete tienen muchas posibilidades de "persistir al margen de lo que ocurra en el plano electoral". "La argentina sigue siendo una economía con alta inflación, en la que la mayoría de los precios suben: el dólar no debería ser la excepción", sostiene. Entonces recuerda que a pese a su salto en lo que va del año, "los precios minoristas aumentaron 4% más que el billete". Y apunta que el nivel actual del tipo de cambio real "es sólo 6% superior al de diciembre de 2001, es decir, el momento de implosión de la convertibilidad".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon