Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El vicecanciller de Putin, nuevo embajador en Washington

logotipo de LA NACION LA NACION 22/08/2017

MOSCÚ (AFP).- En un momento de crisis diplomática entre Washington y Moscú, el Kremlin designó ayer como nuevo embajador en Estados Unidos a su viceministro de Relaciones Exteriores, Anatoli Antonov, un partidario de la línea dura, que asumirá en breve sus funciones.

"Anatoli Ivanovich Antonov fue nombrado por decreto presidencial embajador extraordinario y plenipotenciario de la Federación de Rusia en Estados Unidos", indicó el Kremlin.

Reemplazará así a Sergei Kislyak, acusado por la prensa estadounidense de haber conspirado para facilitar la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, después de que salieron a la luz reuniones que mantuvo con consejeros del entonces candidato republicano.

Considerado un diplomático experimentado y un temible negociador, Antonov, de 62 años, tendrá que poner en práctica toda su experiencia si quiere mejorar las relaciones ruso-estadounidenses y calmar la tormenta mediática generada por la presunta injerencia de Moscú en la campaña electoral norteamericana del año pasado.

Actualmente hay varias investigaciones en marcha, federales y del Congreso, en torno a este caso, que tiene acorralados a varios integrantes del círculo íntimo de Trump.

Antonov, que habla con fluidez inglés y birmano, fue ascendiendo de rango en la diplomacia soviética y rusa antes de convertirse en viceministro de Defensa entre 2011 y 2016, un período en el que las relaciones con Occidente llegaron a sus niveles más bajos desde el final de la Guerra Fría.

"Es un partidario de la línea dura que entiende bien los temas de los que habla y conoce muy bien Occidente", resumió el experto Alexandre Gabuiev, del Centro Carnegie, en Moscú.

Desde el Ministerio de Defensa mostró firmeza al rechazar las acusaciones sobre la presencia de soldados rusos en el este separatista de Ucrania.

También consideró ridículas las teorías que vinculaban a los rebeldes prorrusos con la caída del avión de Malaysia Airlines que realizaba el vuelo MH17 en julio de 2014. En febrero de 2015, la Unión Europea lo incluyó en la lista de personas sancionadas por su papel en la crisis ucraniana.

Antonov tiene una considerable experiencia en negociaciones con Estados Unidos. Dirigió la delegación rusa en las negociaciones sobre el nuevo tratado Start para reducir el número de armas nucleares, firmado en 2010 entre Moscú y Washington, durante un corto período de concordia entre los dos países.

A pesar de su reputación de línea dura, el diplomático es favorable a una distensión en las relaciones entre el Kremlin y la Casa Blanca, siempre y cuando sea en interés de Moscú.

"Nos espera un gran trabajo: salir de este atolladero. Pero eso no significa ceder" ante Estados Unidos, declaró Antonov en mayo.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon