Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Empresas privadas lideran una “carrera espacial” de la NASA

logotipo de Associated PressAssociated Press 30/08/2017 Por ALEX SANZ

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — Por primera vez desde la retirada del transbordador espacial en 2011, la NASA indicó que pronto podría recuperar la capacidad de enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional desde territorio estadounidense.

Boeing y SpaceX, los socios comerciales de la agencia espacial, tienen nuevos hitos cruciales en el horizonte: pruebas de vuelo de sus naves, incluidas misiones tripuladas, previstas para 2018.

Eso ha iniciado una especie de “nueva carrera espacial” en el Centro Espacial Kennedy, según funcionarios.

“Hemos invertido mucho como centro, como nación en el Centro Espacial Kennedy para prepararnos para esos próximos 50 años de vuelos espaciales y más allá”, dijo Tom Engler, director de planificación y desarrollo del centro. “Ahora se ven los dividendos de eso, estas empresas comerciales entrando en lo que hacemos”.

La colaboración entre sector público y privado está convirtiendo el centro en un puerto espacial para varios usuarios. La NASA está desarrollando el Sistema de Lanzamiento Espacial y la nave Orion para misiones en el espacio profundo, por ejemplo a Marte, y ha delegado en empresas privadas para llevar gente a la órbita baja terrestre.

Boeing trabaja en el CST-100 Starliner, una nave que llevará astronautas a la estación espacia, en un hangar donde antes se preparaba a los transbordadores espaciales para el vuelo. Hay tres Starliner en fabricación, incluido uno que transportará astronautas el año que viene.

“Si Marte es la cima del Everest, la órbita baja terrestre es el campamento base. Las firmas comerciales son los sherpas que llevan cosas hasta allí”, explicó Chris Ferguson, exastronauta de la NASA y director de operaciones de misión y tripulación en Boeing. “Abre todo un nuevo mundo de negocios”.

SpaceX, que ya hace misiones de entrega de mercancías a la estación espacial con su nave Dragon, ha modificado una vieja plataforma de lanzamiento de transbordadores para sus cohetes Falcon 9, que la empresa ha reutilizado con éxito. Espera utilizar la Dragon 2, una nueva versión de su nave, para llevar astronautas a la estación espacial.

Blue Origin, creada por el fundador de Amazon.com Jeff Bezos, está construyendo una fábrica de cohetes y también tiene previsto lanzarlos desde Cabo Cañaveral.

Boeing y United Launch Alliance construyeron una torre de acceso de tripulación para que los astronautas puedan subir al Starliner. El Atlas V, uno de los cohetes más fiables del mundo, propulsará la nave y a sus astronautas.

“En realidad esta es la era del Apollo para la próxima generación”, dijo Shannon Coggin, especialista de producción de integración en United Launch Alliance. “Esto inspira a esta próxima generación para que vuelva a enamorarse del espacio, para poner a prueba los límites de verdad y para que allanemos su camino al futuro de la exploración espacial comercial”.

Para cumplir los requisitos de la NASA, Boeing y SpaceX deben demostrar que sus sistemas están listos para iniciar vuelos regulares a la estación espacial. El primer vuelo de prueba de SpaceX está programado para febrero. Boeing ha planificado el suyo para junio.

_____

Alex Sanz está en Twitter como: http://www.twitter.com/alexsanz

image beaconimage beaconimage beacon