Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En Economía evalúan realizar otro canje de bonos para no pagar vencimientos hasta 2016

logotipo de Infobae Infobae 12/04/2014 Carlos Arbía
Ministerio de economía 1170.jpg © Ministerio de economía 1170.jpg Ministerio de economía 1170.jpg

El Bonar 2024 es el título que figura en el menú de títulos con los que el Gobierno le pagará a Repsol por la expropiación del 51% de las acciones que tenía de YPF y que aún no fue emitido, a la espera de la aprobación del acuerdo por el Congreso de la Nación.

  

Es un papel que prevé una renta de 8,75% anual, con pagos semestrales y que cálculos de algunos analistas financieros indican que podría salir al mercado con una tasa interna de retorno de aproximadamente 14% anual en dólares y el valor de cotización inicial de aproximadamente 75 dólares por lámina de 100 nominales frente a 96 dólares que cotiza el Boden 2015.

  

De este modo, el Bonar 2024 tendría una tasa de rendimiento anual parecida a la del Bonar X que vence en 2017, lo que demuestra que los títulos cortos hoy tienen mayor rendimiento que los largos, fenómeno que se atribuye a la natural incertidumbre electoral.

Los títulos cortos ofrecen mayor rendimiento que los de largo plazo

  

En tanto que títulos como el Par y el Discount  que son dolarizados muestran tasas de rendimiento que van del 12 al 10% anual.

  

Experiencia reciente

  

Como antecedente aparece el canje del Bocan 2014 que el Gobierno efectivizó a fines de enero para evitar pagar unos 20.000 millones de pesos, equivalentes a  2.500 millones de dólares al tipo de cambio oficial, por un bono con vencimiento en 2019 que estaba en poder de los bancos. La curiosidad es que ese título ya había participado en otro canje, y había sido emitido como el objetivo de tentar a los tenedores de bonos Pre9 y Pr12, cuyos vencimientos eran en 2009 y 2012.

  

Por lo tanto, aparece también como probable que el Gobierno quiera canjear el Bocan 2015, que es un título en pesos que vence en septiembre del 2014.

  

Pese a la caída del precio de los primeros días de este mes el Boden 2015, que cotiza en alrededor de 935 pesos la lámina de 100 dólares, ha bajado el costo de comprar ese bono que paga todo el capital en dólares de aquí a un año y medio y además los inversores recibirán tres cuotas de amortizaciones adicionales con una tasa de interés del 7% anual en dólares billete.

  

Un caso similar se advierte con el Bonar X que cotiza cerca de 920 pesos la lámina de 100 y otorga una tasa interna de retorno del capital de 11% anual. Además hay que considerar que el precio de estos bonos ha caído no sólo porque muchos inversionistas han salido a cubrir posiciones por las pérdidas que tuvieron con las compras contra garantía de los cupones PBI, luego que el ministro de Economía, Axel Kicillof, informara que la economía en 2013 creció sólo 3% y no 4,9% como informaba el dato del EMAE del Indec hasta febrero último.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon