Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En el tramo final, Macri consolidó su ventaja sobre Scioli

logotipo de Clarín Clarín 15/11/2015
MACRI © ASSOCIATED PRESS MACRI

A ocho días del balotaje que definirá al sucesor de Cristina Kirchner, el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, consolidó la diferencia con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

Según una encuesta de la consultora Management & Fit exclusiva para Clarín, realizada en todo el país entre el 9 y el 12 de este mes, el jefe de Gobierno porteño tiene una intención de voto de 52%, contra 43,7% de su rival, tomando en cuenta una proyección de los indecisos.

La diferencia, que queda en 8,3%, se amplió apenas 0,1% con respecto a la medición anterior, publicada por este diario el domingo pasado: Macri subió 2 centésimas mientras que el candidato del Frente para la Victoria bajó 1 centésima.

En tanto, se mantiene estable el porcentaje de votantes que asegura que impugnará el sufragio o votará en blanco el próximo 22 de noviembre. Según la última medición, 4,3% de los encuestados no optaría por ninguno de los candidatos, tal como propuso el ex candidato del FIT, Nicolás del Caño.

Los números del estudio de M&F -realizado en base a 2400 casos y a encuestas domiciliarias y telefónicas- marcan que Macri consiguió consolidar el voto positivo. Un 56,6% respondió que seguro lo votaría. Ese porcentaje se reparte entre un 36% que “seguro lo votaría” más un 20,6% que “podría votarlo”.

En tanto, un 52,2% se inclinaría por el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires. De ese total, el 30,7% dijo que “seguro lo votaría” y el 21,5% respondió que “podría votarlo”.

La mala noticia para Scioli es que aumentó su voto negativo: un 43,6% respondió que no lo votaría a él, contra un 38,8% que no votaría a Macri.

Respecto a la elección del 25 de octubre, Macri subió más de 18 puntos de intención de voto. En la primera vuelta, había sumado 8.601.063 de votos, un 34,15%, según los números difundidos por la Cámara Nacional Electoral. En cambio, el candidato del FPV, que había sumado 37,08%, creció menos de seis puntos de intención de voto.

Como ninguno de los dos candidatos llegó a 45% ni a 40% con 10 puntos de diferencia sobre el segundo, el domingo próximo habrá segunda vuelta.

Para intentar revertir la diferencia, la campaña de Scioli se basó en denunciar los presuntos planes de Macri en caso de que llegue a la Presidencia, lo que se denominó la “campaña del miedo”, mientras que el jefe de Gobierno porteño optó por no confrontar o confrontar poco. Macri decidió recorrer el país y en los últimos días mandó a sus referentes económicos a bajar el perfil ante los embates del sciolismo.

En el equipo de campaña de Scioli apuntan al debate de mañana para intentar acortar la diferencia, aunque las encuestas muestran que los debates no suelen tener un marcado impacto en el electorado. “Es la gran final”, repitió Gustavo Marangoni en las últimas horas.

Los números del estudio de M&F marcan que Macri consigue su mejor resultado en el centro del país, la región que concentra al 66,1% del electorado. También lleva la delantera en la región de Cuyo. Eso le permitiría contrarrestar los votos que lograría Scioli en las provincias del Norte y en las ubicadas más al Sur.

El dato decisivo para el supuesto triunfo de Macri es que logró captar casi seis de cada diez de los votos de Sergio Massa, que sumó más de 5 millones de votos en la primera vuelta y luego se mostró a favor del “cambio”, aunque nunca se mostró a favor del candidato de Cambiemos.

De cara al balotaje, Macri también logró captar la mayoría de los electores de Margarita Stolbizer, que obtuvo apenas 2,51% el 25 de octubre. Según los últimos sondeos, casi la mitad de esos votantes prefiere la opción del “cambio”, es decir la de Macri, y apenas un 20 por ciento se inclinaría por Scioli.

Más de Clarín

image beaconimage beaconimage beacon