Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En mayo se duplicó la cantidad de locales comerciales vacíos

logotipo de Infobae Infobae 10/06/2014 Infobae
Carlos De la Vega 1170 © Carlos De la Vega 1170 Carlos De la Vega 1170

"No hay en general una situación alarmante, pero no hay duda de que el PBI va a caer este año, se discrepa en la magnitud, pero no es una tragedia, sobre todo si se mira con esperanza el 2015", manifestó uno de los integrantes del Grupo de los Seis (Cámara Argentina de Comercio, Cámara de la Construcción, Sociedad Rural, Asociación de Bancos de la Argentina, Bolsa de Comercio de Buenos Aires y la Unión Industrial Argentina).

Sin embargo, para muchos comerciantes el receso de la actividad se ha tornado acuciante, puesto que "en materia de locaciones se ve en las principales arterias de Buenos Aires y también del interior del país, el receso ha determinado que no puedan soportar los aumentos de los alquileres: en mayo se duplicaron los locales cerrados respecto de abril, según un relevamiento de la CAC en las avenidas Santa Fe, Corrientes, de Mayo y Córdoba. Lo más sano es que cierren y no se endeuden", anticipó De la Vega en diálogo con Pablo Wende.

"El receso ha determinado que no puedan soportar los aumentos de los alquileres"

La caída de ventas tiene múltiples causas, destacó el presidente de la Cámara Argentina de Comercio. "Tiene que ver con la devaluación, la inflación, la prudencia del consumidor que ve incertidumbre sea al desempleo o que cobre su salario con algún retraso; además, con la suba de las tasas de interés hay un estímulo al ahorro y con eso se deja de consumir".

Inquieta el costo del dinero

Respecto de las tasas de interés que aplican los bancos y la decisión del gobierno nacional de imponer más regulaciones, De la Vega consideró que "el sector empresario está muy preocupado, porque cuando se descuenta un documento se cobraba 40% anual y no hay rentabilidad que pueda soportar semejante quita de ingresos. Aunque el nivel de las tasas tiene que ver con la depreciación de la moneda".

Carlos de la Vega - Presidente de la Cámara de Comercio

De ahí que el mercantil confió "en la capacidad del presidente del Banco Central para hacer una sintonía fina sin desarticular el resto de las variables".

De la Vega destacó todas las medidas orientadas a reinsertar a la economía en el mundo financiero internacional. "Si esto se logra, el Estado, las provincias, pero también las empresas podrán acceder al crédito, sea para comprar una máquina, como aquellas extranjeras que quieran invertir en el país para obtener préstamos externos".

"Hay una sana expectativa sobre el futuro de la Argentina, con una población importante, y un proceso político, con propuestas que tienden a una Argentina sana, pero todavía hay restricciones para las empresas para poder girar utilidades, algo que no existe en la mayor parte de los 200 países del mundo", consideró.

De la Vega: "Si bien hay una sana expectativa, aún persisten restricciones para las empresas"

Presión tributaria, el principal socio

Otro punto que inquieta al sector mercantil es la elevada presión tributaria y la competencia desleal, en particular de los denominados manteros.

"El tema impositivo tiene dos aspectos: primero, que el comerciante tiene un socio sobre los ingresos: el municipio (tasas de higiene, salubridad, entre 1% y 1,8% del monto de venta), las provincias (1% y 5% ingresos brutos) y el Estado nacional, 1% del impuesto al cheque (1,2%), más 35% del Impuesto a las Ganancias y del margen bruto entre 45% y 50% es carga impositiva y sobre la facturación total 20% para el Estado municipal, provincial y nacional", explicó De la Vega.

Frente a esa realidad, que contribuye al fuerte aumento de los locales vacíos, se contraponen "los vendedores ambulantes que no pagan impuestos, ni alquiler ni cargas sociales, ni IVA, por eso tiene un 50% de diferencia del margen de venta del formal, pero además compran en negro y con eso pagan menos, no tienen luz eléctrica, etc. Es una competencia que deja al margen a muchos comercios establecidos. Pese a eso, se estimulan centros como la Salada y Saladita, que a su vez compran en negro y falsifican marcas para vender más barato y en forma ilegal, fenómeno que incluso ha sido objeto de demandas internacionales", se inquietó el dirigente mercantil.

"Se estimulan centros como la Saladita y la Salada, que compran y venden en negro"

"Ahora hay un nuevo motivo de preocupación: el anuncio del Mercado Central de poner agencias y representaciones en diversos puntos del país, porque si bien se trata de puntos de venta mayorista, se sabe que incluyen puestos minoristas, porque a veces no cumplen con todas las disposiciones nacionales, provinciales y municipales que se exigen para abrir un negocio, habida cuenta de que en algunos casos se trata de galpones. No denunciamos nada, pero pedimos advertencias", resaltó De la Vega.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon