Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ennio Vivaldi: "Me reconozco de izquierda, pero no un rector de izquierda"

logotipo de La Tercera La Tercera 29/05/2014 http://www.latercera.com

Aunque recién asume el 13 de junio como nuevo rector de la Universidad de Chile, luego de su triunfo en las elecciones internas, el martes pasado, sobre Raúl Morales, con un porcentaje del 58% de los votos, la agenda de Ennio Vivaldi está llena de actividades. Médico cirujano de profesión, se formó en los años 70 en la misma casa de estudios que pronto presidirá. En esa época fue compañero de la Presidenta Michelle Bachelet e ingresaron juntos a las Juventudes Socialistas.

Con los años, Vivaldi se alejó de la política y se acercó a la docencia. Se especializó en fisiología del sueño, área que deberá dejar de lado cuando se siente en el sillón de Andrés Bello. Además, fue representante del Senado Universitario y destacó por su oposición a la posible venta del Hospital J. J. Aguirre. Hasta ahora, se desempeñaba como vicedecano de la Facultad de Medicina. Ante el rol que le tocará asumir, analiza el escenario de la educación en Chile y, por su formación profesional, también se refiere al debate sobre la despenalización del aborto.

¿Qué significa para usted educación pública y cuáles serán sus medidas para fortalecerla?

La educación pública es el eje que vertebra a la educación en todos sus niveles, desde el nivel prebásico al universitario, y va más allá de mediciones técnicas a través de tests. Esta articula al país, le da sentido a la ciudadanía, refuerza la democracia y promueve valores solidarios y de cohesión. La Universidad de Chile quiere participar de este proceso de reformación de la universidad pública, en la formación de profesores, a nivel de valores y en investigación. Hay muchos temas que investigar sobre educación en Chile.

Su antecesor, Víctor Pérez, señaló que los recursos del Estado deberían ir a las universidades estatales, lo que generó malestar en su par de la U. Católica, Ignacio Sánchez. ¿Qué opina usted?

Lo que el rector Pérez dice, y que nosotros decimos, es que hay un grupo de universidades que son públicas, y tienen una misión distinta a las privadas, que el Estado debe financiar. La discusión se arma a raíz de los dichos del ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, en los que reconoce que hay labores que son de interés de todo el país y que les corresponden a las universidades estatales investigar. Y, al ser éstas dependientes del Estado, se deberían inyectar más recursos para este fin.

Usted propuso cambiar la PSU. ¿Cómo debería ser el proceso de selección, considerando que la U. de Chile es la encargada de administrar este test?

Yo no eliminaría la PSU así como así. Creo que tiene que haber un proceso de selección más complejo, que incorpore otros elementos, además del puntaje de la PSU, sobre todo en un país como el nuestro, donde hay tanta injusticia en la educación. Se tienen que agregar medidas correctivas, para que jóvenes talentos que no ingresan a la universidad por la mala educación, al fin puedan hacerlo. Me gustaría trabajar en realizarle cambios a esta prueba, el Demre (encargado de la PSU) ha hecho un impecable trabajo y, como tal, va a estar dispuesto a reconsiderar y revisar las políticas del país y las pruebas que se hacen.

¿Cuál será su postura frente a eventuales tomas en la universidad?

Lo ideal sería conversar y, mediante el diálogo, evitarlas. Si uno es capaz de formar buenas relaciones con el movimiento estudiantil, la idea sería prevenir las tomas y canalizar la energía de los estudiantes en los proyectos que se hagan en la universidad. En todo caso, si me preguntan si yo llamaría a la policía para desalojar una toma, eso no lo haría. No se hace desde los 90 y yo no lo haría.

El vicepresidente de la Fech, Sebastián Aylwin, celebró la elección de un rector de izquierda. Sin embargo, usted no ha reconocido públicamente su postura política.

No pertenezco a ningún partido político ni simpatizo con ninguno en especial. Además, los rectores deben tener una responsabilidad con el conjunto que hace la institución, y lo más valioso que tiene esta universidad es precisamente el pluralismo. Por lo tanto, me reconozco como un hombre de izquierda, pero no como un rector de izquierda.

¿Cuál es su opinión sobre el aborto? ¿Se debe legislar así como está planteado?

Yo creo que el aborto hay que verlo como un derecho de la mujer.

Su par de la UC dijo que, de aprobarse la ley, en los centros clínicos de su universidad no se aplicará. ¿Cuál será el caso de la U. de Chile?

Acá sí, pero se respetará el derecho de objeción de conciencia. De acuerdo con lo que dice mi par de la UC, si alguien en la U. de Chile no quiere o no puede realizar un aborto, se lo respetaré, porque es su opción.

¿Cómo vislumbra la relación con el Poder Ejecutivo?

Ya me reuní (antes de la elección) con la ministra de Salud, Helia Molina, por el problema del J. J. Aguirre y de la Facultad de Medicina, y se ve muy promisoria. Creo que será una excelente relación.

http://www.latercera.com

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon