Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Enviado de ONU dice que conflicto en Yemen se recrudece

logotipo de Associated PressAssociated Press 13/07/2017 Por EDITH M. LEDERER, Associated Press

NACIONES UNIDAS (AP) — El enviado especial de la ONU para Yemen advirtió el miércoles que el conflicto en la nación árabe más pobre se intensifica día a día, ya que los grupos terroristas se fortalecen, 14 millones de personas tienen necesidad de alimentos y se vive la peor epidemia de cólera en el mundo.

El diplomático, Ismail Ould Cheikh Ahmed, exhortó a todas las partes involucradas a “actuar por el bien de la paz”, destacando que “sus excusas son inaceptables y sus justificaciones son poco convincentes, especialmente cuando las soluciones están a la vista”.

“La oportunidad de alcanzar la paz aún no se ha perdido”, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU. Pero “los líderes políticos deben reconocer que la continuación de la guerra sólo puede conducir a más pérdidas humanas y físicas, y complicar aspectos cruciales en el futuro del país”, puntualizó.

Yemen está en el extremo sur de la península arábiga y se encuentra sumido en violencia desde septiembre de 2014, cuando rebeldes hutíes tomaron la ciudad de Saná, capital del país, y derrocaron al gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abed-Raboo Mansour Hadi.

En marzo de 2015, una coalición saudí respaldada por Estados Unidos comenzó una campaña en apoyo al derrocado Hadi, en contra de las fuerzas hutíes aliadas con el destituido presidente Ali Abdullah Saleh. Desde entonces, los hutíes respaldados por Irán han sido desalojados de la mayor parte del sur, pero permanecen en control de Saná y de gran parte del norte del país.

En el sur de Yemen, los Emiratos Árabes Unidos, que forman parte de la coalición dirigida por Arabia Saudí, establecieron sus propias fuerzas de seguridad, funcionando virtualmente un Estado dentro de un Estado y alimentando el movimiento de independencia en el sur.

El secretario general de asuntos humanitarios de la ONU, Stephen O’Brien, indicó que las partes en guerra deberían sentirse “profundamente culpables” al alimentar un terrible conflicto que ha expuesto a millones de civiles en Yemen “a un inconmensurable dolor y sufrimiento”, incluyendo a siete millones de personas que ahora están en la antesala de la hambruna y más de 320.000 casos posibles de cólera.

O’Brien dijo que se han reportado posibles casos de cólera en todo el país y que 1.740 personas han muerto a consecuencia de la enfermedad.

image beaconimage beaconimage beacon