Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Equipo de Trump defiende recortes a programas sociales

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/05/2017 Por ANDREW TAYLOR, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El director de presupuesto de la Casa Blanca Mick Mulvaney declaró el miércoles ante una comisión del Congreso que los planes del presidente Donald Trump de recortar los programas sociales están diseñados para estimular el crecimiento económico y “darle prioridad a los contribuyentes”.

Ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Mulvaney dijo que examinó el presupuesto “línea por línea” preguntando: “¿Podemos justificar esto a la gente que lo está pagando?”

La comparecencia de Mulvaney es una de cuatro que tendrán lugar el miércoles y en las que integrantes del gabinete intentarán defender el presupuesto, que contiene enormes recortes a la red de bienestar social y a una amplia de programas de ayuda a los pobres y discapacitados. Serán interpelados en comisiones el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, la secretaria de Educación, Betsy DeVos, y el secretario de Agricultura, Sonny Perdue.

Diversos legisladores demócratas denunciaron que semejantes recortes harían trizas de la red de bienestar social del país. La representante Pramilla Jayapal, del estado de Washington, dijo a Mulvaney que las reducciones al plan de cupones de alimentos, a la asistencia para los discapacitados y a otros programas son “asombrosas, y francamente inmorales”.

"Lo primero que hace este presupuesto es quitarle la atención médica a la gente. Luego le quita su comida, su vivienda, su educación, sus oportunidades de empleo”, dijo Jayapal.

El presupuesto se ajusta a la promesa electoral de Trump de dejar inalterados los programas de Medicare y del Seguro Social, y de aumentar los gastos para los militares y los veteranos de guerras, pero las demás secciones sufren pronunciadas reducciones. Incluye una reestructuración del código de impuestos, que según muchos analistas beneficiaría holgadamente a los más acaudalados.

Mulvaney advirtió que en el futuro “será sumamente difícil” equilibrar las cuentas del gobierno sin recortar los programas de Medicare y del Seguro Social, que este año quedaron intactos.

El plan presupuestario, el primero bajo el gobierno de Trump, consiste en 4,1 billones de dólares para el año fiscal del 2018 junto con la promesa de saldar las cuentas en 10 años mediante fuertes disminuciones de gastos, una gran aceleración del crecimiento económico y un artilugio de contabilidad que le añade un poco más de 2 billones de dólares al plan.

image beaconimage beaconimage beacon