Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Escobar: la autopsia reveló que a la madre la mataron a golpes

logotipo de Infobae Infobae 18/06/2014 Infobae

Los forenses determinaron que Pamela Estefanía Biosa (21), cuyo cadáver apareció ayer en Escobar junto a un bebé que estaba ileso, fue asesinada a golpes e intentó defenderse, informaron hoy fuentes de la investigación policial. Según consignó la agencia Télam, la muerte la originó una serie de traumatismos en el cráneo producidos con algún objeto contundente. Además, se detectó varios signos de defensa, entre ellos mechones de pelos en las manos, y evidencia de lucha en la escena del crimen. Por su parte, el niño estaba esta mañana en "óptimo estado de salud" y recibió visitas de sus familiares, afirmó el jefe de pedriatría del hospital local, Guatavo Navarro. Si bien el niño se recupera favorablemente en el centro de salud, el médico explicó que por una orden judicial la decisión de darle el alta "está restringida", en virtud de la investigación del crimen de su madre, por lo que indicó que "hasta que la dirección de niñez de la municipalidad no dé la posibilidad no puede retirarse del lugar". En diálogo con la prensa, Navarro detalló que el niño de siete meses ingresó ayer al hospital "con su ropa mojada" y una "ligera hipotermia" tras haber permanecido a la intemperie junto al cuerpo de su madre. Sin embargo, aclaró que el chico "tiene un resfrío, pero ha estado sin fiebre con buena función respiratoria, alimentándose perfectamente", por lo que "no tendría inconvenientes de darse el alta médica". El cuerpo del delito De acuerdo a la autopsia, Pamela Biosa tenía cortes en la frente, sobre la ceja derecha, en el ojo izquierdo, en los labios y en el mentón, todos producidos por haber sido golpeada con un elemento contundente aún no identificado. Los peritos concluyeron que la mujer luchó e intentó defenderse donde fue encontrada, ya que tenía la ropa manchada con barro, una mezcla abundante de barro y pasto dentro de la boca y hasta mechones de pelo en sus manos, que ahora serán analizados para ver si hay ADN, ya que todo indica que corresponde al asesino. Los voceros de la investigación detallaron que en la escena del crimen encontraron un goteo de sangre a nueve metros a la redonda de donde estaba el cadáver en posición decúbito dorsal. También hallaron manchas de sangre en el cochecito del bebé, que estaba ubicado a menos de un metro del cuerpo y que tenía las ruedas recientemente rotas. Los peritos también preservaron las manos de la víctima para hisopar las uñas y el teléfono celular -marca Samsung-, que primero será analizado en el laboratorio, en busca de algún rastro, y luego, por los expertos informáticos para analizar sus llamadas y mensajes. Desde el hallazgo del cuerpo de Biosa junto a su bebé los investigadores sospecharon que la mujer pudo haber sido víctima de violencia de género y descartaron la pista del robo. En la escena del crimen se encontró la mochila de la víctima con efectos personales, documentos, ropa y su celular. Ahora, los pesquisas buscan establecer qué hacía Biosa en ese lugar inhóspito y con la criatura a esa hora, ya que, de acuerdo a la data de muerte establecida por los forenses, fue atacada unas 10 horas antes del hallazgo, es decir ayer a la madrugada. Biosa vivía con su pareja y padre del niño, un vigilador privado que cumple un turno de 18 a 6 en una empresa y que, según los investigadores, pudo probar que a la hora del homicidio estaba en su puesto laboral. No obstante, un jefe policial consultado por la agencia Télam dijo que hay otras pistas relacionadas con la violencia de género, en el marco de las cuales "hay otras personas" bajo investigación, aunque aún no hay detenidos. La víctima fue encontrada ayer a las 12 a la vera de la calle Estenssoro, en un camino rural junto a un zanjón en la zona de quintas de Loma Verde, del partido de Escobar.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon