Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ezequiel Szafir: "Gran parte del código del banco está hecha por argentinos"

logotipo de LA NACION LA NACION 07/08/2017

Veintiún años después de haber dejado el país en busca de un futuro profesional venturoso, Ezequiel Szafir (46) será el encargado de coordinar, junto con las autoridades locales del Santander-Río, el desembarco en la Argentina del Openbank, la apuesta global de banca puramente digital del gigante financiero español.

Aquel muchacho que partió con el título de ingeniero bajo el brazo dejando atrás sus primeros pasos en el periodismo vuelve así a tener conexión concreta con el país (más allá de lo familiar) ya convertido en adulto y transformado en escritor (ya tiene dos obras publicadas), padre y novel banquero.

A este presente llegó, además, tras haber estudiado literatura, narrativa y haber hecho posgrados en psicología y en negocios en distintas universidades del mundo. También fue consultor en filiales de Arthur D. Little y McKinsey, director de estrategias y operaciones para Nike Europa, director general del Grupo Cortefiel (cadena de tiendas especializada en moda) y vicepresidente de Amazon Europa.

Con su estilo descontracturado, recibió a LA NACION en las oficinas que el banco tiene en el elegante Paseo de la Castellana, en la ciudad de Madrid.

-Openbank es un banco que existe desde hace más de dos décadas. ¿Por qué lo relanzan ahora?

-Porque el cambio ahora es irreversible. La sociedad cambia por olas, y cada vez más los cambios tecnológicos son los que la motorizan. La revolución hoy es porque ya está comprobado que el acceso a Internet es casi universal y en banda ancha, lo cual permite el tráfico de audios y videos. A eso se sumó la portabilidad, a partir de la extraordinaria capacidad de cómputo de los teléfonos celulares, que hoy son tan poderosos como lo era en el pasado el taxi espacial. Eso habla de un mercado que reclama este tipo de respuestas más ágiles, como las que damos desde aquí.

-¿No hay riesgo de una competencia que quite clientes al propio Santander?

Ezequiel Szafir: "Gran parte del código del banco está hecha por argentinos" © LA NACION Ezequiel Szafir: "Gran parte del código del banco está hecha por argentinos"

-Para nada. Openbank es un modelo que complementa a Santander, como BMW y Mini. En este sentido, amplía el mercado.

-¿Qué le hace creer que serán más ágiles?

-No lo creo. Lo sé. Somos uno de los pocos bancos en el mundo en tener una gran parte de la operativa en la nube, que es a la computación como el transporte público a la movilidad urbana. Los servidores tradicionales de las empresas son como coches que se usan dependiendo del motivo o el destino: si es para llevar carga o no, por caso, tienen una capacidad determinada. Estando en la nube, las empresas usan lo que necesitan, es decir, se suben a un colectivo o a un subte que siempre pasa cuando lo necesitan. Eso supone la posibilidad de generar estructuras de negocios con menos inversión y mucha más capacidad de cómputo.

-Entonces es una característica que sólo deviene del cambio tecnológico...

-Bueno, tampoco así. Este banco fue diseñado de cero, con una hoja en blanco y desde la óptica de qué demanda el cliente. Hicimos muchos focus groups e investigaciones de mercado para ver qué quería exactamente la gente.

-Y de esos estudios de mercado, ¿qué surgió?

-Que la gente quiere servicios financieros simples de operar y entender. Openbank tiene una aplicación única, que funciona como aplicación bancaria o como broker para operar en bolsa o con fondos, tiene un comparador de gastos por categoría, un wallet digital para pagar con el teléfono desde la aplicación. A eso le vamos a agregar antes de fin de año un chat privado para operaciones. Pero lo que más rápida aceptación tiene por estos días es la tarjetita contact less que se adosa al móvil. Es un gran éxito para los pagos diarios. La lanzamos hace dos meses y tiene una penetración de mercado del 30% en España.

-¿Cree que el modelo de negocio que hoy tiene Openbank en España funcionaría en la Argentina?

-Sin dudas. Santander ya es un gran banco digital, en la Argentina y en el resto de los países. Pero especialmente Santander Río es líder en eso por dos razones: hay mucho talento digital en la Argentina y los argentinos suelen adaptarse rápido a las nuevas tecnologías. No en vano del país surgieron ya muchas empresas que adquirieron importancia global como MercadoLibre, Globant, Despegar... La Argentina tiene un nivel de talento desproporcionado al respecto. La prueba de ello es que gran parte del código que hace funcionar a Openbank está hecha por argentinos.

-¿Cómo es el cliente tipo del banco?

-Tiene una edad media de 38 años, es inquieto y valora mucho la capacidad de respuesta y calidad de servicio, sin dudas.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon