Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fallo de juez en Hawai beneficia a refugiados

logotipo de Associated PressAssociated Press 15/07/2017 Por ALICIA A. CALDWELL y ELLIOT SPAGAT, Associated Press

WASHINGTON (AP) — Un fallo judicial sobre las restricciones migratorias del presidente Donald Trump ha abierto una oportunidad para que decenas de miles de refugiados ingresen a Estados Unidos, pero el gobierno federal pretende cerrarla con rapidez.

El gobierno apeló el viernes directamente ante la Corte Suprema del país después de que un juez federal en Hawai le ordenó permitir la llegada de refugiados que estén realizando los trámites con alguna agencia de reubicación en el país.

El juez federal Derrick Watson además amplió los lazos familiares en Estados Unidos que los refugiados y visitantes de seis países musulmanes pueden aprovechar para ingresar a territorio estadounidense.

El gobierno de Trump sólo admitía personas que tuvieran un padre, cónyuge, prometido, hijo, yerno, nuera o hermano en Estados Unidos. Watson amplió los parentescos para incluir a abuelos, nietos, cuñados, tíos, sobrinos y primos.

Los países afectados por las restricciones son Siria, Sudán, Somalia, Libia, Irán y Yemen.

En su apelación, el Departamento de Justicia federal indicó que la interpretación de Watson sobre el fallo de la Corte Suprema en torno a qué relaciones familiares son las autorizadas para que refugiados y visitantes de esos seis países ingresen a Estados Unidos “vacía de significado la decisión de la corte, ya que abarca no sólo a familiares ‘cercanos’, sino prácticamente a todos los familiares. El considerar que todas estas relaciones son ‘relaciones familiares cercanas’ deja el término ‘cercanas’ fuera del fallo de la Corte”.

Sólo la Corte Suprema puede decidir estas cuestiones relacionadas con las restricciones migratorias, señaló el Departamento de Justicia.

“Sólo esta Corte puede definir definitivamente si la implementación razonable por parte del gobierno coincide con la suspensión ordenada por esta Corte”, afirmó.

El fallo de Watson el jueves fue el giro más reciente en una disputa legal larga y enredada que culminará con la presentación de argumentos ante la Corte Suprema federal en octubre.

La decisión del juez podría ayudar a más de 24.000 personas que ya fueron investigadas y recibieron la autorización de Estados Unidos, pero que podrían quedar vetadas debido al congelamiento en la admisión de refugiados por 120 días, dijo Becca Heller, directora del Proyecto Internacional de Asistencia a los Refugiados, una agencia de reubicación.

“Muchos de ellos ya vendieron todas sus pertenencias para comenzar sus nuevas vidas en un ambiente seguro”, agregó. “Esta decisión le devuelve la esperanza a muchas personas que de otra forma quedarían varadas de manera indefinida”.

El gobierno dijo que, dada la necesidad de actualizar su proceso de investigación de antecedentes de las personas para garantizar la seguridad nacional, limitaría a 50.000 el número de refugiados admitidos para el periodo de 12 meses que concluye el 30 de septiembre, cifra a la que se llegó esta semana.

El presupuesto federal permitiría la ubicación de hasta 75.000 refugiados, pero esas admisiones han disminuido desde la llegada de Trump a la presidencia, y el gobierno podría procesarlas muy lentamente, dijeron las agencias de reubicación.

“Por supuesto que son buenas noticias para los refugiados, pero hay bastante incertidumbre”, afirmó Melanie Nezer, la portavoz de la Sociedad de Asistencia a los Inmigrantes Hebreos (HIAS por sus siglas en inglés), una agencia de reubicación.

“Realmente va a depender de cómo reaccione el gobierno a esto”, apuntó.

El secretario de Justicia, Jeff Sessions, dijo que el gobierno recurrirá a la Corte Suprema y evitará a la Corte de Apelaciones del 9no Circuito, con sede en San Francisco, que había fallado en contra en el caso.

La Corte Suprema permitió que una versión menos radical de las restricciones migratorias entrara en vigencia el mes pasado.

___

Spagat informó desde San Diego. Los periodistas de The Associated Press Julie Watson, en San Diego; Jennifer Sinco Kelleher, en Honolulu; Sudhin Thanawala, en San Francisco, y Sadie Gurman y Mark Sherman, en Washington, contribuyeron a este despacho

image beaconimage beaconimage beacon