Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fernanda Espinosa: "Ecuador está opuesto a toda forma de violencia"

logotipo de LA NACION LA NACION 16/08/2017

De visita en la Argentina para firmar acuerdos bilaterales, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa Garcés, indicó que Ecuador mantiene la posición de no injerencia en los asuntos internos de Venezuela, aislada y hundida en una profunda crisis política y económica.

-¿Cuál es la postura de Ecuador con respecto a la situación venezolana?

-La posición de Ecuador está enmarcada en sus principios constitucionales, que hablan del respeto a la soberanía, a la autodeterminación de los Estados, a la no injerencia en los asuntos internos de otros países. Ese mandato constitucional es el que Ecuador ha respetado en su posición en el tema de Venezuela.

La semana pasada, 12 países de la región dijeron que no reconocen la Asamblea Constituyente (AC). ¿Ecuador qué posición tomó?

-Aquí, más allá de lo de la AC o no, la posición del Ecuador ha sido la no injerencia, favorecer el acercamiento y el diálogo, respetar el compromiso y el mandato de todos los jefes de Estado de América latina y el Caribe.

-¿Qué opina sobre los más de 120 venezolanos que fallecieron en las manifestaciones?

-Ecuador está opuesto a toda forma de violencia. Sobre todo cuando se trata de pérdida de vidas humanas.

-En la política interna ecuatoriana hay un distanciamiento de las medidas aplicadas por Lenín Moreno respecto de las de Rafael Correa. ¿Sucede lo mismo en el plano internacional?

-Nuestra política internacional está amparada por nuestro mandato constitucional, por el plan de gobierno que ganó las elecciones. Para nosotros la integración regional no es una opción, es una necesidad de supervivencia.

-El conflicto entre Moreno y su vicepresidente, por un supuesto caso de corrupción, ¿le genera algún problema en el exterior, por ejemplo para conseguir inversiones?

-Para nada. La presidencia de Moreno es una presidencia consolidada, que goza de gran apoyo popular y ciudadano, con muy buenas cifras de aceptación, donde están participando varios actores políticos y sociales, que incluye la construcción de nuestra nueva agenda de política exterior con la participación de la ciudadanía.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon