Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Finanzas planea dar de baja algunos bonos

logotipo de LA NACION LA NACION 09/08/2017

La justicia de los Estados Unidos abrió las puertas ayer para que el Ministerio de Finanzas pueda empezar a rescatar los bonos argentinos vencidos hasta 2011 y que no están incluidos en algún litigio en el exterior.

Fue luego de que la jueza de Nueva York Loretta Preska -la misma que lleva el juicio del Grupo Petersen contra el gobierno argentino por la estatización de YPF- desestimara ayer la demanda del fondo Lucesco, que reclamaba por bonos soberanos que habían vencido en 2003 y 2005. La jueza estableció que la posibilidad de realizar reclamos prescribe a los seis meses de vencido un título.

Su fallo está en línea con el que se conoció la semana pasada, cuando otro juez de Nueva York consideró que estaban prescriptos los derechos para reclamar por bonos de Mendoza que habían vencido en 2007 y también con el fallo que se conoció en diciembre pasado, en el que el juez Thomas Griesa aplicó la mismo lógica en una demanda iniciada por otros tres fondos de cobertura.

"Son tres jueces distintos que opinaron lo mismo: no se puede llevar a la Corte de Nueva York un reclamo por bonos que vencieron hace más de seis años", explicaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Finanzas. "Nosotros vamos a pasar a dar de baja todos los bonos que no están en algún juicio y que vencieron antes o en 2011."

En Finanzas estiman que hay unos US$ 900 millones en bonos que no están en juicios y que podrían en gran medida darse de baja (algunos no porque vencieron después de 2011). En total, todavía hay US$ 1300 millones en bonos originales vencidos. "Hay que ir limpiando los juicios para así poder darlos de baja a todos", apuntaron las fuentes.

El proceso para darlos de baja, sin embargo, podría llevar un tiempo. Ya que el Ministerio de Finanzas debe primero pedir al agente fiscal que cancele los títulos, quien probablemente pida antes una opinión legal para poder llevar adelante el trámite.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon