Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fiscalía de Colombia busca patrimonio de FARC en el exterior

logotipo de Associated PressAssociated Press 13/06/2017 Por ALBA TOBELLA, Associated Press

BOGOTÁ (AP) — A medida que los guerrilleros colombianos hacen su transición hacia la conversión en un partido político surge una pregunta incómoda: ¿cuánto dinero poseen y dónde lo esconden?

El fiscal general Néstor Humberto Martínez sorprendió al país esta semana al anunciar que las FARC tienen una fortuna ilegal de cientos de millones de dólares, mucho más que las arcas de los partidos tradicionales.

La revelación surgió del análisis de 5,5 millones de documentos de inteligencia que mostraron que los bienes de las FARC incluyen desde propiedades y efectivo hasta negocios y cabezas de ganado que fueron obtenidos a través de la minería ilegal, la extorsión, el secuestro y el narcotráfico durante cinco décadas de lucha contra el Estado.

“Esa leyenda de la pobreza franciscana está por terminar”, dijo el fiscal en una reciente entrevista con una televisora local. Martínez aseguró que en colaboración con Estados Unidos y otros gobiernos de Centroamérica va a seguir investigando qué posee la guerrilla en el extranjero.

La referida a su dinero es una de las preguntas más espinosas para la guerrilla, que ha intentado siempre mantener un silencio rotundo sobre el asunto. Si bien podría ser un suculento patrimonio para su despegue electoral, también pondría en evidencia las dimensiones del pasado criminal de las FARC, un caramelo para los detractores del acuerdo de paz.

“Para las FARC el tema de la plata (dinero) siempre toca una fibra muy sensible: el tema de si son narcos o guerrilleros. Mostrar que tienen mucha es echar combustible a la idea de que son simples narcotraficantes”, explicó Kyle Johnson, analista del International Crisis Group.

La guerrilla siempre negó haber participado en el tráfico de drogas pero admitió haber cobrado un impuesto por las transacciones que se realizaban en sus zonas de influencia. Sin embargo, varios miembros de la cúpula de las FARC, incluido el jefe máximo Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, tienen orden de extradición de Estados Unidos por narcotráfico e investigaciones independientes ratifican una participación directa.

En lo que va del año han sido incautados unos 100 millones de dólares en bienes vinculados con las FARC, explicó Martínez en conferencia de prensa. En total, las extinciones de dominio de bienes relacionados con la guerrilla ascienden a alrededor de 380 millones de dólares, agregó.

Los rebeldes lograron hasta último momento evitar sacar sus bienes a la luz. De hecho consiguieron dejarlo entre líneas en su primer acuerdo de paz con el gobierno, pero la presión de los opositores y la derrota en las urnas de ese texto obligó a los negociadores a introducir ese punto en el segundo pacto.

Según el acuerdo final los rebeldes tienen plazo hasta el 1 de agosto para rendir cuentas ante el Estado.

El pacto también prevé que la fortuna de las FARC, que el gobierno gestionará en el futuro, se usará para compensar a las víctimas del conflicto armado y que los bienes que no sean declarados antes del desmantelamiento de las zonas de desarme en los próximos dos meses serán procesados por la justicia ordinaria contra el lavado de dinero.

A los argumentos de la oposición se suman un decreto de mayo del presidente Juan Manuel Santos que permite que los fondos de las FARC sean invertidos también en proyectos impulsados por los rebeldes para su reincorporación, incluido un centro de pensamiento para formar a líderes políticos.

La guerrilla celebrará en agosto un consejo para constituir su partido y para entonces las cuentas tienen que estar claras. La formación recibirá del Estado alrededor de un millón de dólares para sus gastos, igual que otros partidos que también reciben financiación para su constitución y campañas.

Los jefes rebeldes acusaron al fiscal de ser un “enemigo de la paz”.

“Sospechosamente el fiscal investiga a las FARC como único actor del conflicto, pero nada dice sobre el rol de paras (paramilitares) y agentes del Estado”, escribió en su cuenta de Twitter “Timochenko” en referencia a una larga relación entre el narcotráfico y la política que se remonta a los años ochenta cuando el capo Pablo Escobar compraba senadores.

Una investigación de la revista The Economist de 2016 calculó en 10.500 millones de dólares la fortuna de las FARC en 2012, una cifra muy superior a la que baraja la Fiscalía.

En muchos casos sigue siendo difícil establecer la propiedad de cada activo. De hecho las extinciones de dominio de bienes de las FARC han sido de lo más variopintas.

En diciembre Costa Rica les decomisó casi medio millón de dólares enterrados en una caleta. A mediados de mayo la Fiscalía intervino dos empresas cárnicas que, presuntamente, compraban ganado a las FARC.

Establecer cuáles son bienes de las FARC y cuáles no es una tarea compleja. Una orden interna emitida por la guerrilla hace una década obligó a diversificar el poder financiero y delegó en los comandantes de cada frente la gestión de sus ingresos, explicó Johnson.

Los rebeldes ya están elaborando el inventario de sus bienes, pero su informalidad lo dificulta y cualquier error puede tener consecuencias jurídicas, aseguró el analista del conflicto Ariel Ávila. “No son un banco, sino que tienen sus bienes en todo el país: en tierras, en reses... seguro también en Venezuela. Es muy difícil de centralizar”, dijo.

image beaconimage beaconimage beacon