Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fiscal de la FIFA: "ya sabíamos de las denuncias"

logotipo de Associated PressAssociated Press 11/06/2014 Por GRAHAM DUNBARAssociated Press

SAO PAULO (AP) — Michael García, el fiscal de la FIFA que investiga la supuesta corrupción en la adjudicación de sedes de la Copa Mundial, aseguró el miércoles que está al tanto de la mayor parte de la evidencia divulgada por diarios británicos sobre la presunta compra de votos de Mohamed bin Hammam para asegurar que Catar sea el país anfitrión del torneo de 2022.

En un discurso ante el Congreso de la FIFA, García señaló que "la vasta mayoría de la información ha estado a nuestra disposición y desde hace cierto tiempo atrás".

Las recientes publicaciones en el diario The Sunday Times han reactivado el reclamo para que se repita la votación realizada en diciembre de 2010 por parte de un desacreditado comité ejecutivo de la FIFA. El rotativo promete difundir más revelaciones durante el torneo que arranca el jueves en Brasil.

El lunes, García completó su amplia investigación sobre el proceso de elección de las sedes de los mundiales de 2018 (en Rusia) y de 2022.

Las declaraciones de García el miércoles dejaron entrever que se podría abrirle un expediente disciplinario al mito alemán Franz Beckenbauer — quien votó en 2010— por haberse negado a cooperar en el caso.

García tiene previsto presentar su informe el próximo mes ante el juez de ética de la FIFA, Joachim Eckert, quien deberá recomendar sanciones.

Se ha denunciado que miembros del ejecutivo de la FIFA estuvieron involucrados en sobornos, pactos de votos y pedidos de favores.

Un individuo en bicicleta pasa frente al Estadio Nacional de Brasilia, Brasil, el miércoles 11 de junio de 2014. (AP Foto/Eraldo Peres) © The Associated Press Un individuo en bicicleta pasa frente al Estadio Nacional de Brasilia, Brasil, el miércoles 11 de junio de 2014. (AP Foto/Eraldo Peres)

Qatar venció 14-8 a Estados Unidos en la última ronda de la votación.

The Sunday Times asegura que recibió una enorme cantidad documentos y correos electrónicos de bin Hammam. Según el rotativo, el dirigente catarí pagó sobornos por 5 millones de dólares para obtener los votos de jerarcas del fútbol africano, tanto para respaldar la candidatura de Catar y sus propias ambiciones de presidir la FIFA.

También informó que bin Hammam organizó las reuniones con funcionarios de gobierno para negociar la venta de gas natural por decenas de millones de dólares a Tailandia, el país de nacimiento de su aliado Worawi Makudi.

Bin Hammam salió bien librado del escándalo de compra de votos de la elección presidencial de la FIFA en 2011, pero terminó expulsado al año siguiente por malos manejos financieros al frente de la Confederación de Asia. Una investigación de la firma de auditoría PricewaterhouseCoopers difundió los detalles sobre las irregularidades de bin Hammam.

El nombre de Beckenbauer fue salpicado por The Sunday Times, que reportó que se reunió con bin Hammam en Qatar, además de aceptar consultorías de empresas alemanas que aspiraban por contratos de proyectos relacionados al Mundial tras haber votado en la elección.

García señaló que todos los dirigentes del fútbol deben acatar el código de ética de la FIFA que les obliga a cooperar con la investigación.

"Quienes no lo hagan pueden ser sancionados", dijo García en un discurso de ocho minutos ante el plenario.

Beckenbauer habló al respecto la semana pasada, al ser consultado por reporteros en Munich, y dijo que en dos ocasiones rechazó reunirse con García. El "Kaiser" es un asesor de la Comisión de Fútbol de la FIFA y es el rostro mundial de Bayern Munich, el club de sus amores.

García, ex fiscal federal estadounidense en Nueva York y vicepresidente de la Interpol, fue seleccionado por la FIFA en julio de 2012 para investigar las denuncias de corrupción y dispuso de recursos de tiempo y presupuesto ilimitados para investigar los casos relacionados a las sedes mundialistas que fueron asignadas en 2010.

Desde octubre del año pasado, García y sus colaboradores han interrogado a varios dirigentes de las nueve candidaturas, aparte de analizar las denuncias de terceros.

Los dirigentes de Catar fueron los últimos que recibieron una visita de García, en Omán, apenas 24 horas después de la primera tanda de denuncias en The Sunday Times.

García delegó a su mano derecha, el suizo Cornel Borbely, la tarea de interrogar a los dirigentes de su país natal y Rusia. García no puede ingresar a Rusia debido que previamente fue el fiscal de un caso en el que se procesó a un mercader de armas ruso.

image beaconimage beaconimage beacon