Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Frente a Cristina Kirchner, Mario Poli citó al Papa: "O se apuesta por el diálogo o todos perdemos"

logotipo de LA NACION LA NACION 25/05/2014 La Nacion
Frente a Cristina Kirchner, Mario Poli citó al Papa: "O se apuesta por el diálogo o todos perdemos" © Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados Frente a Cristina Kirchner, Mario Poli citó al Papa: "O se apuesta por el diálogo o todos perdemos"

Por primera vez en los últimos ocho años, la presidenta Cristina Kirchnerconcurrió hoy al tedeum de la Catedral porteña que encabezó el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, el sucesor de Jorge Bergoglio.

Durante su homilía, Poli hizo un fuerte llamado a la unidad y al diálogo en la Argentina. En varios tramos de su discurso, el arzobispo citó a Francisco: "Hoy el Papa, un argentino nuestro, lleva al magisterio universal lo que tantas veces enseñó entre nosotros. Personalidades de todo el mundo y muchos argentinos fueron a verlo y seguramente escucharon estas palabras que tantas veces dijo: «Cuando los líderes de diferentes sectores me piden un consejo, mi respuesta siempre es la misma: diálogo, diálogo, diálogo. El único modo de que una sociedad crezca, es la cultura del encuentro»", remarcó.

Al recordar las palabras del Sumo Pontífice, el cardenal afirmó:"«Hoy, o se apuesta por el diálogo, por la cultura del encuentro o todos perdemos»".

En ese sentido, Poli pidió "retomar la cultura del encuentro fraterno y del diálogo". "La patria es un don recibido y la Nación un tarea de constante sacrificio que nos compromete a todos. La unidad entre hermanos sigue siendo la ley primera", apuntó Poli, ante la atenta mirada de la Presidenta, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Tras la homilía del arzobispo de Buenos Aires, la jefa del Estado leyó la "oración por la paz".

Además de Cristina Kirchner y sus ministros, concurrieron el jefe de gobierno porteño y el gobernador bonaerense, en una ceremonia con acceso restringido a funcionarios, miembros del cuerpo diplomático e invitados especiales.

Tanto el tedeum, como el momento del canto del Himno y el discurso que la Presidenta brindó en la Plaza de Mayo fueron transmitidos por cadena nacional.

El retorno de Cristina Kirchner a la Catedral porteña marcó el cierre de una semana en la que la Iglesia y el Gobierno dieron señales de que transitan una buena relación. Atrás quedaron la polémica suscitada por el documento del Episcopado, que advirtió sobre una "Argentina enferma de violencia" -interpretación luego relativizada por uno de los obispos más cercanos a Francisco- y el escándalo generado por el telegrama que el Papa le envió a la Presidenta, que concluyó con una crítica del jefe de la Iglesia a los medios.

La jefa del Estado fue recibida en las escalinatas de la Catedral y conducida al mausoleo del Libertador San Martín. Luego, Poli encabezó el oficio religioso y pronunció una homilía en la que llamó al diálogo y a la unidad. Al concluir la ceremonia se rezará una oración por la paz, al igual que en todas las iglesias del país, y habrá un concierto sacro, con obras de la Misa criolla, creada por Ariel Ramírez.

La Presidenta retornó a la Catedral porteña luego de encabezar en los últimos años el tedeum en el interior. Molestos por las homilías del entonces cardenal Jorge Bergoglio, los Kirchner llevaron desde 2007 las celebraciones a San Rafael (2007), Salta (2008), Puerto Iguazú (2009), Luján (2010), Resistencia (2011) y San Carlos de Bariloche (2012).

Las celebraciones por la fecha patria seguirán luego con el saludo del cuerpo diplomático a la Presidenta, en la Casa Rosada, y la fiesta popular que se hará más tarde en la Plaza de Mayo, con el discurso de Cristina Kirchner, a las 18, y la posterior actuación de conjuntos musicales.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon