Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fuerte oprobio tras diatriba de Trump frente a Boy Scouts

logotipo de Associated PressAssociated Press 25/07/2017 Por JULIE BYKOWICZ, Associated Press

WASHINGTON (AP) — La ácida diatriba política lanzada por el presidente Donald Trump durante un evento de los Boy Scouts generó un rechazo generalizado el martes, cuando tanto padres de niños como ex integrantes de la agrupación expresaron su asombro de que el mandatario haya usado ese tipo de ceremonia para despotricar contra sus adversarios.

En el evento en Virginia Occidental el lunes, el presidente empezó su discurso con improperios y siguió con una dilatada perorata contra la prensa y sus adversarios políticos.

En ese momento hubo aplausos, pero el discurso puso en una incómoda situación a una organización que se enorgullece de ser apolítica.

La página oficial de Facebook de los Boys Scouts quedó saturada de comentarios condenando la conducta de Trump. Muchos participantes mencionaron las normas de conducta de los Scouts, que prohíben la participación en eventos políticos.

Una mujer expresó su indignación por el hecho de que algunos de los Scouts abuchearon cuando Trump mencionó al ex presidente Barack Obama. Trump estaba mencionando que Obama no asistió personalmente a las reuniones de los Boy Scouts cuando era presidente. Obama habló en la asamblea en el 2010, pero por video, en lo que fue una ceremonia para celebrar el centenario de la organización.

“Como líder de los Scouts, se me revuelve el estómago cuando veo lo que hizo hoy Trump", escribió en Twitter el senador demócrata Chris Murphy. "Si usted no lo ha visto, ni se moleste, es algo realmente repugnante”.

Trump inició su discurso mencionando que fue difícil llegar a la zona rural donde el evento tenía lugar, pero aseguró que estaba “encantado” de estar allí.

"¿Para qué demonios voy a hablar de política, si estoy aquí frente a los Boy Scouts, cierto?" dijo el presidente. Y seguidamente, hablar de política fue lo que hizo. Bromeó sobre la posibilidad de destituir al secretario de Sanidad y Asistencia Social Tom Price si el Congreso no revoca la reforma de salud aprobada por el gobierno anterior, y calificó al mundo político de Washington como “una cloaca” y “un pantano”. También dedicó varios minutos a despotricar contra la prensa e insultó y se mofó de los periodistas que estaban presentes cubriendo el evento.

image beaconimage beaconimage beacon