Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fulvio Rossi: "La tensión no puede ser obstáculo que impida avanzar en el programa"

logotipo de La Tercera La Tercera 27/05/2014 http://www.latercera.com

Hace cuatro años, antes de presidir la Comisión de Educación de la Cámara Alta, el senador Fulvio Rossi presentó, junto a la ex legisladora Evelyn Matthei, un proyecto de ley que despenalizaba el aborto ante dos posibilidades: inviabilidad del feto o riesgo de vida de la madre. La iniciativa, sin embargo, no tuvo eco legislativo.

El pasado 21 de mayo, en tanto, Michelle Bachelet llamó a impulsar una ley que despenalice el aborto en las dos condicionantes antes mencionadas, agregando la interrupción de un embarazo producto de una violación. Rossi defiende la postura de la Presidenta sustentado, entre otras cosas, en un presunto incremento del respaldo popular a iniciativas como ésta.

"La sociedad evoluciona hacia una sociedad más progresista y libertaria y, en el tema del aborto terapéutico, hay más respaldo ciudadano", asegura.

¿Seguro? La iniciativa cuenta con el rechazo cerrado de la UDI, sectores significativos de RN y algunos legisladores de la DC.

Claro, pero es porque la clase política muchas veces está en el vagón de cola de la historia. Estamos en un momento en que grupos de presión generan mucha influencia y muchos parlamentarios legislan de acuerdo a sus prejuicios.

Los opositores al aborto terapéutico advierten que esto sería la antesala del aborto a secas.

En el año 93, el cardenal Oviedo señalaba que con el uso del preservativo aumentaría la promiscuidad. Hoy, a nadie se le ocurriría señalar aquello. Aquí estamos hablando de interrumpir el embarazo en circunstancias bien acotadas.

¿Y por qué no legislar sobre el aborto como derecho reproductivo de la mujer?

El poder interrumpir el embarazo en circunstancias limitadas es porque el feto es sujeto de preocupación moral y, como no es una cosa, no soy partidario de que se pueda determinar bajo cualquier circunstancia la eliminación del feto. El feto es un proyecto vital, tiene dignidad, y jamás pensaría que uno puede llegar y eliminar el feto porque se le ocurrió.

El fin de semana usted llamaba a "jerarquizar el valor de la vida".

Cuando se interrumpe un embarazo tubario, ¿qué es lo que se está haciendo? Un aborto. Todos entienden que aquí se prioriza la vida de la mujer, aun cuando la vida fetal tiene dignidad. A eso me refiero con la relativización del valor de la vida humana.

Dentro de la DC, partido oficialista, hay quienes se oponen al aborto terapéutico. ¿Cómo resolver eso a la hora de votar?

La ciudadanía va a castigar a aquellos que no estén por defender los derechos humanos de las mujeres de nuestro país. Nadie le está pidiendo a un parlamentario de la Democracia Cristiana que se haga un aborto, lo que les estamos pidiendo es que establezcan en la legislación la posibilidad de las personas para decidir.

De hecho, el subsecretario de Salud Pública, militante DC, tendría que impulsar esto y se ha manifestado contrario al aborto terapéutico...

Cuando una persona tiene que hacer algo en lo que no cree, puede dar un paso al costado. Espero que el subsecretario impulse esta iniciativa, que es parte del programa de Bachelet, programa que él conocía al asumir el cargo.

Monseñor Ezzati hizo una alegoría entre el cuidado de las mascotas y el aborto terapéutico. ¿Se tensiona la relación entre la Iglesia y el gobierno?

Se tensiona, pero la tensión no puede ser un obstáculo que impida avanzar en un programa de gobierno que apoya una amplia mayoría de la sociedad. Lo que me preocupa es la posición conservadora que la Iglesia ha asumido no sólo en este tema, sino también en el tema educacional.

http://www.latercera.com

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon