Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Google Glass ayudó a un médico a salvar la vida de un paciente

logotipo de Infobae Infobae 09/04/2014 Infobae
Google Glass © Google Glass Google Glass

Hacia fines del año pasado, el doctor Steve Horng inició un programa en el hospital Beth Israel Deaconess, de Boston, para incorporar GoogleGlass, las gafas inteligentes de la empresa de Mountain View, a las tareas diarias en el centro médico.

A comienzos de este año, el especialista debió operar a un paciente con hemorragia cerebral. La persona era alérgica a determinadas drogas que podían detener el sangrado, pero Hrong no sabía precisamente cuáles eran esos medicamentos.

Con un marco temporal ajustado, propio de una cirugía de ese calibre, el médico no contaba con el tiempo para revisar el historial médico de la persona y así chequear qué drogas podía suministrarle sin causarle ningún daño.

Sin embargo, Hrong utilizó Glass para buscar y visualizar en la pequeña pantalla la información exacta que necesitaba y así darle los medicamentos correctos a su paciente y de esa forma completar exitosamente la intervención y salvarle la vida.

Luego de esa experiencia positiva, el centro de salud norteamericano esta semana comenzará a expandir el programa de modo que todo el personal de emergencias utilice el dispositivo en sus tareas diarias. Además tiene planes para extender su uso a otros sectores y tareas.

"Estamos haciendo esto para probar que la tecnología puede funcionar y para realmente motivar a otros a explorar este espacio con nosotros", sostuvo Hrong en diálogo con el diario norteamericano The Boston Globe y agregó: "No solo es manos libres, sino que también está siempre encendido, siempre delante de uno, dando información".

Asimismo, Hrong destacó que Glass le permite acceder rápidamente a la historia médica de los pacientes sin necesidad de interrumpir el encuentro con un paciente y sin "perder contacto visual".

El Beth Israel Deaconess pega en la puerta de las habitaciones de los pacientes códigos QR que permiten acceder a la información de las personas que se alojan en ellas. Los médicos pueden escanear esos códigos con Glass –que fueron modificados a tal fin– y así visualizar los datos necesarios en la pantalla. Según explicaron desde el hospital, las historias médicas no se comparten con Google.

El hospital de Boston no es el único en experimentar con las gafas de la empresa de Mountain View. El Indiana University Methodist Hospital de Indianapolis las utilizó en una cirugía para extirpar un tumor abdominal. Durante la intervención, los médicos pudieron visualizar las imágenes de resonancias magnéticas del paciente mientras lo operaban, gracias a los comandos por voz.

Asimismo, el Rhode Island Hospital utiliza  el dispositivo para compartir con dermatólogos vía streaming videos de pacientes que llegan al centro de salud con quemaduras o alergias en la piel.

En septiembre del año pasado, un cirujano de la Clínica Cemtro, de Madrid, transmitió una operación de una hora y media a través de Glass para que especialistas en otras partes del mundo pudieran seguirla.

Por el momento, Glass no está a la venta al público masivo, aunque la empresa podría empezar a comercializarlo hacia fines de este año. Inicialmente, solo un selecto grupo de "exploradores" tuvo acceso al dispositivo, aunque las gafas fueron llegando progresivamente a más individuos.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon