Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gran Bretaña vota tras una campaña marcada por los ataques

logotipo de Associated PressAssociated Press 08/06/2017 Por DANICA KIRKA y JILL LAWLESS, Associated Press

LONDRES (AP) — Los británicos votaban el jueves en unas elecciones generales anticipadas rodeadas de fuertes medidas de seguridad, una situación “sin precedentes” tras una serie de ataques extremistas en las últimas semanas.

Las autoridades pidieron a los electores que estén alerta y reporten sus sospechas a la policía durante una jornada en la que se eligen los 650 legisladores de la Cámara de los Comunes.

Los ataques cerca del Parlamento, en Manchester y en el Puente de Londres elevaron el nivel de alerta en el país al segundo más alto, “grave”, que indica que un atentado es “altamente probable”.

La subcomisaria asistente de la policía metropolitana de Londres, Lucy D'Orsi, reconoció que existe preocupación sobre los comicios generales.

"Entendemos que estos son tiempos sin precedentes, y junto con nuestros socios seguimos manteniendo las comunidades a salvo”, dijo D'Orsi.

Se suponía que la próxima salida del país de la Unión Europea iba a dominar los comicios, pero desde hace semanas los votantes son muy conscientes de la amenaza que supone el terrorismo internacional para el país. Rachel Sheard, que votó cerca del lugar del atentado del pasado sábado, dijo que la elección había sido sorprendente.

"Ellos querían que estas elecciones fuesen como el voto del Brexit pero no creo que esto esté en la cabeza y los corazones de los londinenses ahora, tanto como la seguridad”, señaló Sheard, de 22 años. "El sábado fue muy aterrador”.

La primera ministra, Theresa May, adelantó la celebración de los comicios con la esperanza de aumentar la ligera mayoría de su Partido Conservador en el parlamento y fortalecer su mandato para las negociaciones de salida de la Unión Europea.

La campaña no salió según lo previsto.

Aunque la primera ministra buscaba beneficiarse de las encuestas que mostraban que el Partido Conservador tenía una amplia ventaja sobre el opositor Partido Laborista, la distancia se ha reducido en las últimas semanas.

May fue criticada por hacer una campaña mediocre y por un plan que obligaría a los mayores a pagar más por la asistencia que reciben, una propuesta renombrada “impuesto de la demencia” por sus opositores. Tras los ataques radicales en Manchester y Londres, en los que murieron 30 personas en total y obligaron a la suspensión de la campaña, la seguridad pasó al centro del debate.

En su último mensaje a los votantes, la dirigente se dirigió directamente a los indecisos, pidiéndoles su apoyo para sacar al país de la UE.

"Solo puedo construir un país mejor y lograr el acuerdo adecuado en Bruselas con el apoyo del pueblo británico”, señaló. "Así que sin importar a quien haya votado en el pasado, si este es el futuro que quiere, vote a los Conservadores hoy y todos podremos avanzar juntos”.

El candidato de la oposición, Jeremy Corbyn, que tiene reputación de activista de izquierdas, centró su campaña en terminar con los años de austeridad que siguieron a la crisis financiera mundial. Pidió un mayor gasto en sanidad, educación y policía, además de la nacionalización de los ferrocarriles y las infraestructuras de agua.

En su último acto de campaña, el líder del Partido Laborista se atribuyó haber reconfigurado la política británica.

"Mientras nos preparamos para gobernar, hemos cambiado el debate y dado esperanza a la gente", señaló. "Nos gustaría que esto no tuviera que ser así: esta desigualdad puede atajarse; esta austeridad puede terminar; que puedan levantarse frente a las élites y los cínicos. Este es el nuevo terreno del centro".

Aunque la distancia entre los dos partidos se ha reducido, casi todas las encuestas sugieren que los conservadores retendrán el control del Parlamento. Una elevada participación es la mejor arma de los laboristas para reducir la mayoría conservadora en la Cámara de los Comunes.

El partido de May tenía 330 escaños en la anterior legislatura, frente a los 220 de los laboristas. El Partido Nacionalista Escocés contaba con 54 diputados y los liberal demócratas, nueve.

Las previsiones meteorológicas apuntan a lluvias en todo el país durante la jornada, aunque es poco probable que sean fuertes y no se espera que afecten a la participación.

"Vivimos en un país donde la llovizna es habitual", dijo John Curtice, un experto electoral de la Strathclyde University.

Los centros de votación estarán abiertos entre las 07:00 y las 10:00 horas (entre 0600GMT y 2100GMT). Los resultados se esperan durante la madrugada.

___

El periodista de AP Kevin Scott contribuyó a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon