Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guatemala ordena expulsar a comisionado anticorrupción

logotipo de Associated PressAssociated Press 27/08/2017 Por SONIA PEREZ D., Associated Press

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El presidente guatemalteco Jimmy Morales ordenó el domingo la expulsión del país del titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez, después de que el organismo iniciara una investigación al financiamiento de campaña del mandatario.

Sin embargo, horas después la Corte de Constitucionalidad suspendió provisionalmente la decisión presidencial a partir de dos amparos presentados.

Cinco horas después en un mensaje a la nación, Morales confirmó su decisión y dijo que ningún tribunal nacional podían decirle qué hacer en materia de política exterior.

"Decidí declarar non grato por haber iniciado acciones que no competen. El comisionado intentó presionar a los diputados a aprobar las reformas al sector justicia”, argumentó Morales sobre las reformas constitucionales que el mismo gobierno acordó con la Comisión.

El presidente dijo que sostenía su decisión, sin definir qué métodos usaría para hacerla valer.

Jordan Rodas, procurador de Derechos Humanos y que acompañó a Velásquez para resguardar su seguridad, dijo que éste le informó que continúa al frente de la Comisión.

"El comisionado estaba en buenas condiciones y está muy agradecido del apoyo", señaló Rodas.

En un video publicado el domingo por la mañana en la cuenta del gobierno en Twitter, Morales declaró non grato a Velásquez y ordenó su salida del país. El ejecutivo también destituyó al canciller Carlos Raúl Morales, que se negaba a la expulsión argumentando una crisis gubernamental.

El presidente no dijo nada sobre expulsar a todo el grupo de expertos extranjeros, pero la acción contra el titular de la comisión vuelve incierto el futuro de la CICIG, cuyo mandato concluye en 2019.

La CICIG es un órgano de Naciones Unidas creado hace 10 años para combatir la corrupción en el país y ha sido clave en el procesamiento de personajes destacados del gobierno guatemalteco, incluso al expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión actualmente.

El domingo por la tarde, la vocera del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert, señaló en una declaración que el gobierno de Estados Unidos estaba "profundamente preocupado" por la decisión de Morales.

La portavoz añadió que Velásquez ha sido un líder efectivo de la Comisión y que "sigue siendo crucial que se le permita (al organismo) trabajar libre de interferencias por parte del gobierno guatemalteco".

Tras el anuncio, la ministra de Salud Lucrecia Mack presentó su renuncia al cargo junto a sus tres viceministros. Asimismo, las embajadas de Estados Unidos, Alemania, Canadá, España, Francia, Italia, Reino Unido, Suecia, Suiza y la Unión Europea emitieron una declaración conjunta advirtiendo que la decisión perjudicará la capacidad de la CICIG de continuar con su vital papel en la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Rigoberta Menchú, Premio Nobel de La Paz, llegó a la sede de la CICIG para mostrar su apoyo a Velásquez.

"Las decisiones que está tomando el presidente Morales son totalmente erróneas, muy irresponsables y ponen en riesgo la paz en Guatemala", resaltó la Nobel, y agregó que es un "mensaje a la impunidad".

En un comunicado por separado, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también lamentó la decisión y solicitó que las “autoridades guatemaltecas traten a Velásquez con el debido respeto a sus funciones como servidor civil internacional”.

La fiscal general Thelma Aldana, que trabaja en conjunto con la CICIG, pidió el viernes retirar la inmunidad a Morales para investigarlo por presunto financiamiento electoral ilícito durante su campaña 2015, en la cual promocionaba el lema “Ni corrupto ni ladrón”. En caso que la corte acepte, el Congreso será el encargado de retirarle la inmunidad.

Según la fiscal, Morales, en su calidad de secretario general del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN), ocultó informes y contabilidad por unos seis millones de quetzales (más de 800.000 dólares) de la campaña política de 2015, después de la cual ganó la presidencia. La fiscalía asegura que también se ocultó la información a los financistas de dicho partido.

Velásquez y la fiscalía también pusieron en jaque a Morales a principio de año cuando presentaron una acusación contra su hijo José Manuel Morales y su hermano Sammy Morales por actos de corrupción.

El domingo, unas 50 personas acudieron a la sede de la CICIG _incluso representantes extranjeros y el fiscal de derechos humanos de Guatemala_ para demostrar su apoyo a Velásquez. Coreaban “Iván, amigo, el pueblo está contigo”.

El sábado, unas 2.500 personas se manifestaron en la capital en demanda de la renuncia del presidente.

Por su parte, el legislador demócrata Eliot L. Engel, integrante del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, emitió un comunicado el domingo donde se dijo “extremadamente decepcionado” por la medida anunciada por Morales.

“Bajo el mando de Velásquez, la CICIG ha jugado un papel de transformación en el combate a la corrupción y la impunidad en Guatemala”, afirmó. “El Congreso y el Departamento de Estado deben examinar el futuro de nuestra ayuda al gobierno guatemalteco”.

Morales nombró como nueva ministra de relaciones exteriores a Sandra Joviel, que tiene un proceso penal abierto en su contra por supuestas adopciones ilegales. Esta semana tiene prevista una audiencia para determinar si irá a juicio por este hecho.

___

Los periodistas de The Associated Press Christopher Sherman en Ciudad de México y Sonny Figueroa colaboraron para este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon