Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hallan cadáver en garaje de casa abandonada en Illinois

logotipo de Associated PressAssociated Press 07/06/2017 Por JIM SALTER, Associated Press

ST. LOUIS (AP) — La policía de Illinois cree que los restos de un niño hallado en el garaje de una casa abandonada estuvieron allí durante cuatro años y está investigando la muerte como homicidio.

La policía encontró los restos luego que una mujer dijera el lunes a la policía de Las Vegas que su esposo había matado a su hija de seis años en Illinois hace años y luego había escondido el cadáver en el garaje de una casa en Centreville, cerca de St. Louis. También dijo que la había obligado al tráfico sexual en los últimos dos años y que había abusado de dos niños.

La policía de Las Vegas envió la información a la policía de Centreville, que encontró el cadáver descompuesto envuelto en dos sábanas dentro de un garaje separado de una casa vacía en el pueblo paupérrimo de unos 6.000 habitantes.

Las autoridades sospechan que el menor fue asesinado en un pueblo cercano, en Belleville, en 2013. La policía local ha tomado la investigación. La policía de Belleville dijo en un comunicado que un equipo de policías fue enviado a Las Vegas para coordinar la investigación. No respondieron a preguntas adicionales que se les hizo.

La esposa del hombre, Jason Quate, de 34 años, está encarcelada en Las Vegas por cargos de tráfico sexual y vivir de ganancias de prostitución. No se han presentado cargos por la muerte de la niña. Se espera que las autoridades realicen una autopsia esta semana, dijo el forense del condado de St. Clair, Calvin Dye padre.

La madre de la niña llamó a la policía desde un albergue para mujeres, adonde dijo había ido para refugiarse de su esposo. Agregó que Quate mató a la niña durante un "altercado físico", dijo el teniente Raymond Spencer, de la policía de Las Vegas, a través de un comunicado grabado en video.

Según Spencer, les dijeron a los policías que los otros hijos de la mujer, que son adolescentes, nunca tenían permitido salir de la casa, ni siquiera para ir a la escuela. Los describió como pálidos y poco sociables, y dijo que los policías observaron señales de abuso. Ambos niños fueron llevados al servicio de protección de menores.

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Ken Ritter, desde Las Vegas, y Heather Hollingsworth, desde Kansas City, Missouri.

image beaconimage beaconimage beacon