Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hallan miles de fallos en las vías para llevar crudo en EEUU

logotipo de Associated PressAssociated Press 05/04/2017 Por MATTHEW BROWN, Associated Press

BILLINGS, Montana, EE.UU. (AP) — Inspecciones del gobierno en las vías por las que se transporta petróleo por Estados Unidos han descubierto casi 24.000 defectos de seguridad. Esto incluye problemas similares a las causas de descarrilamientos que provocaron enormes incendios o derrames de petróleo en Oregon, Virginia, Montana y otros lugares, según datos a los que tuvo acceso The Associated Press.

Los fallos de seguridad se encontraron durante inspecciones federales sobre casi 58.000 millas (93.000 kilómetros) de rutas ferroviarias en 44 estados. El programa de inspección comenzó hace dos años tras una serie de accidentes de trenes de petróleo en toda Norteamérica, como un descarrilamiento en Lac-Megantic, Quebec, en el que murieron 47 personas en 2013.

Las inspecciones dieron lugar a 1.118 reportes de infracciones, según las agencias reguladoras federales, lo que hizo que las gestoras de las vías empezaran a responder de forma más activa a las preocupaciones planteadas por inspectores y mejorasen la seguridad.

Entre los problemas identificados por inspectores federales había raíles y otros materiales desgastados, tornillos que debían fijar las vías en su lugar pero estaban rotos, flojos o faltaban, así como grietas en barras de acero que unían tramos de vía. También mencionaron que las compañías no habían arreglado con rapidez problemas identificados en las inspecciones.

Estos problemas no son raros en las 140.000 millas de vías para mercancías que hay en Estados Unidos. Pero han recibido una atención especial tras el aumento del transporte de petróleo por tierra y el número de descarrilamientos graves que han seguido a un aumento en la producción de energía en el país.

Los reportes de infracciones se producen cuando un inspector encuentra algo lo bastante serio como para merecer una posible multa, o una compañía no corrige un defecto ya identificado. Las autoridades federales declinaron decir cuántas multas se habían impuesto dentro del programa de inspección de ferrocarriles para transporte de crudo.

Steven Ditmeyer, exfuncionario de alto nivel de la Administración Federal de Ferrocarriles, revisó los datos de inspecciones a los que tuvo acceso AP. El experto señaló que los registros demuestran la necesidad de que las empresas se pongan al día en el mantenimiento de sus extensas redes.

Muchos de los defectos encontrados planteaban riesgos de seguridad importantes, señaló Ditmeyer, señalando que puede ser difícil para las empresas saber cuándo un problema aparentemente pequeño puede terminar en descarrilamiento.

"Todo esto pide una vigilancia continuada", dijo Ditmeyer, que dirigió la Oficina de Investigación y Desarrollo de la agencia de ferrocarriles durante ocho años. "Un defecto o una infracción de la clase adecuada puede provocar un descarrilamiento. Estas estadísticas dan una buena pista sobre la calidad de las vías, aunque la mayoría (de los fallos) no causarán un descarrilamiento".

Algunas brechas de seguridad identificadas por los inspectores eran similares a las circunstancias que rodearon a accidentes previos.

La industria percibe los avisos sobre fallos de seguridad como advertencias de la agencia reguladora de que deben tomarse medidas, indicó Jessica Kahanek, portavoz de la Asociación de Ferrocarriles de Estados Unidos.

Los reportes de infracciones son un indicador más preciso de los problemas de seguridad porque no todos los avisos de fallos plantean riesgos inmediatos. Cientos de estas recomendaciones estaban "relacionadas con el papeleo", por ejemplo cuando las compañías no proporcionaron los formularios necesarios a los inspectores del gobierno, señaló la vocera.

La mayoría de las infracciones se encontraron en los primeros meses del programa de inspección, iniciado en enero de 2015 en el suroeste de Estados Unidos. En muchos casos, los reportes de infracciones se emitieron cuando la compañía no respondió con suficiente rapidez a los problemas encontrados por los inspectores, explicó Marc Willis, portavoz de la agencia de ferrocarriles.

Las inspecciones posteriores revelaron miles de fallos de seguridad pero derivaron en menos reportes de infracciones.

Eso se debió, según funcionarios, al gran número de reportes emitidos sobre instalaciones de Union Pacific. Esta compañía gestiona la mayoría de los convoyes de crudo en el suroeste, donde comenzaron las inspecciones, y fue la empresa con más reportes del programa, más de 800.

"Las compañías ferroviarias están prestando más atención", señaló Willis, indicando que los descarrilamientos han remitido un 10% desde que comenzó el programa de inspecciones. "Aunque se siguen identificando defectos menores... se están encontrando menos casos graves, lo que supone una mejora significativa de la seguridad".

Desde 2006, Estados Unidos y Canadá han sufrido al menos 27 accidentes de trenes de petróleo en los que se registraron incendios, descarrilamientos o derrames significativos. Además del programa de inspecciones, las autoridades de ambos países han reaccionado con estándares de construcción más estrictos para los miles de vagones cisterna que transportan petróleo y otros líquidos inflamables.

___

Matthew Brown está en Twitter como https://twitter.com/matthewbrownap

image beaconimage beaconimage beacon