Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Harvey: fotos de las inundaciones en Texas

logotipo de LA NACION LA NACION 27/08/2017

TEXAS.- La tormenta Harvey golpeó a Texas el viernes como un huracán de categoría 4 y vientos de hasta 210 kilómetros por hora, convirtiéndose en la tormenta más poderosa en azotar ese estado desde 1961 y el más potente en azotar Estados Unidos desde 2005. Hoy los equipos de rescate luchaban contra la crecida de las aguas para evacuar a cientos de residentes aislados en sus casas y vehículos.

Aunque degradado a tormenta tropical el sábado, el huracán sigue con lluvias torrenciales que causan inundaciones. Por esto, muchas personas estaban atrapadas en sus casas.

Las imágenes de las agencias y las redes sociales mostraban autos a la deriva en las aguas, que alcanzaban los techos de algunas viviendas, complejos de viviendas destrozados y la desesperación de los damnificados, que eran asistidos por los equipos de rescate y por otros vecinos que utilizaban sus propios barcos para ayudar.

Mientras tanto, los reclamos y pedidos de socorro a través de Twitter y Facebook se multiplicaban revelando que estaban sin electricidad, sin teléfono de línea. Muchos subían también las fotos de sus hijos.

Las autoridades enviaron a miles de socorristas que, a bordo de gomones y otras embarcaciones, intentan llegar hasta los afectados en varias localidades, incluso en Houston, capital del estado.

El drama sigue

Harvey causo severas inundaciones en algunas calles de Houston ante el desborde de ríos y canales. Luego de registrarse 760 milímetros de lluvia en algunas áreas de la cuarta ciudad más poblada del país, se espera que las precipitaciones lleguen a entre 300 y 630 milímetros en los próximos días, dijo el pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología.

La tormenta ya causó la muerte de al menos dos personas y las autoridades locales creen que el número de víctimas fatales podría aumentar. Este es un evento sin precedentes y todos los impactos son desconocidos y van más allá de cualquier cosa que se haya experimentado", dijo el Servicio Nacional de Meteorología.

Según se anunció, se espera que la tormenta azote a Texas durante varios días.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon