Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hay altas chances de que el fallo sea revertido

logotipo de LA NACION LA NACION 05/08/2017

Amado Boudou festeja, pero la alegría le puede durar poco. La fiscalía apelará el sobreseimiento que lo favoreció, y la Cámara de Casación probablemente revoque esta decisión y mande a dictar un nuevo fallo.

Esto es así porque el fallo que sobreseyó a Boudou no analizó si es culpable o inocente, sino que entendió que el caso estaba prescripto por el paso del tiempo.

La sentencia no fue unánime. Dos de los jueces, Gabriel Vega y Adrián Grunberg, conocido por su amplitud en defensa de las garantías, hicieron una interpretación que choca con la jurisprudencia mayoritaria, dijeron fuentes judiciales a LA NACION.

Las normas establecen que cuando se investiga a un funcionario en ejercicio, el caso no puede proscribir por el paso del tiempo. Se entiende que el funcionario sigue teniendo poder para frenarlo, entorpecerlo. En este caso, la funcionaria que estaba siendo juzgada era María Graciela Taboada, titular del registro automotor donde se realizaron los trámites del auto de Boudou. Los jueces Grunberg y Vega absolvieron a Taboada por el beneficio de la duda, dijeron las fuentes, aunque los fundamentos del fallo se conocerán el viernes próximo. Para los dos jueces hay dudas acerca de si Taboada consintió que se insertaran datos falsos en los formularios, se usaran formularios truchos y que se falsearan las firmas. Quedando fuera la funcionaria, Vega y Grunberg aplicaron la prescripción al resto de los acusados y los sobreseyeron. Aplicaron esta idea de forma retroactiva. Si ella no hubiera sido absuelta, la prescripción no se hubiera aplicado. Pero el tercer juez, en disidencia, José Antonio Michilini, dijo que el plazo de la prescripción recién debía empezar a correr a partir de la absolución, es decir, desde ayer. Y por lo tanto no podía beneficiar a Boudou.

Con esta amplia interpretación, los jueces Vega y Grunberg aseguraron el éxito de la funcionaria Taboada, que según la fiscalía hizo la denuncia seis años más tarde para asegurarse de que estuviera prescripto.

Este fallo será revisado por los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani. Esta Sala de Casación es reconocida por su idea de que los casos más viejos deben llegar a juicio. Ya resucitaron la causa por Tandanor -en juicio-, la mafia del oro e IBM-Banco Nación. Ahora es cuestión de meses para que revisen el veredicto que, por ahora, alegra a Boudou.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon