Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Historias de rap de los 90 brillan en filme de Diddy Combs

logotipo de Associated PressAssociated Press 21/06/2017 Por JOSEPH LONGO, Associated Press
En esta foto del 19 de junio del 2017, Sean Combs, productor del documental "Can't Stop Won't Stop: A Bad Boy Story", posa para un retrato en el Hotel Four Seasons en Los Angeles. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP) © The Associated Press En esta foto del 19 de junio del 2017, Sean Combs, productor del documental "Can't Stop Won't Stop: A Bad Boy Story", posa para un retrato en el Hotel Four Seasons en Los Angeles. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP)

LOS ANGELES (AP) — Sean "Diddy" Combs piensa a menudo en su viejo amigo, el difunto rapero Notorious B.I.G., cuya carrera ayudó a lanzar a principios de los 90.

El rapero y productor ganador del Grammy dijo que es el momento apropiado para conmemorar su legado y el de B.I.G., 20 años después de que su protegido fuera asesinado a tiros en Los Ángeles durante el momento álgido de la rivalidad entre los raperos de ambas costas de Estados Unidos.

Combs protagoniza el nuevo documental "Can't Stop Won't Stop", que sigue el ascenso de su firma Bad Boy como un puntal del hip hop, hasta una gira de 2016 que honró su éxito y el de B.I.G. Los conciertos reunieron a algunos de los colaboradores frecuentes del difunto rapero, incluyendo a Lil' Kim y Faith Evans.

Combs, de 47 años, reconoce que es parte de la historia. Así que cuando surgió la oportunidad de contar su vida, aceptó. Si alguien iba a contarla, mejor hacerlo él mismo, dijo.

"Hay que llegar a cierto punto para oler las rosas", expresó. "De lo contrario, recibirás un premio a los 60 años, tratarás de oler las rosas entonces y ya no podrás bailar el baile de moda".

"Can't Stop Won't Stop", que se estrena en Apple Music el domingo, llega en un momento en que muchos otros están reflexionando sobre la era gángster del rap.

"Straight Outta Compton" fue aclamada por la crítica y tuvo éxito comercial en el 2015 al presentar el ascenso de N.W.A. y sus astros, Easy-E, Dr. Dre y Ice Cube. La semana pasada, la cinta biográfica sobre Tupac Shakur, "All Eyez On Me", superó las expectativas y facturó 27 millones de dólares en su primer fin de semana. "The Defiant Ones", una serie documental de HBO sobre los productores Jimmy Iovine y Dr. Dre, se estrena el 9 de julio.

Combs comparó el interés multigeneracional en el hip hop de los 90 con documentales que se han hecho sobre bandas de rock emblemáticas como los Beatles, los Rolling Stones y U2.

"Era importante contar esa historia para las generaciones que están poniéndose al día, que estuvieron ahí y que no saben al respecto", dijo.

La marca de los 20 años suele ser una común para reconsiderar los grandes momentos culturales, dijo Todd Boyd, un profesor de raza y cultura popular en la Universidad del Sur de California.

Boyd dijo que el hip hop fue visto como una moda pasajera en la década de 1970 y principios de los 80. Le acredita a Dr. Dre y Combs el presentar la viabilidad del género.

"La cultura está comenzando a reconocer, apreciar y respetar las contribuciones de la gente que ha sido capaz de hacer esto por un largo periodo de tiempo", dijo Boyd, quien se especializa en historia del hip hop.

El género se enraíza en la historia de la violencia y la raza, dijo. Tanto B.I.G., cuyo verdadero nombre era Christopher Wallace, como Shakur fueron baleados a muerte a mediados de los 90 en medio de la rivalidad de la costa este y la costa oeste.

El director Daniel Kaufman combinó material de archivo con nuevas imágenes para resaltar tanto el efecto inmediato como las secuelas que el deceso de B.I.G. ha tenido hasta hoy. La película arroja luz sobre la reconciliación de Faith Evans y Lil' Kim. Kim había salido con B.I.G., pero Evans era su esposa al momento de su muerte en 1997.

"Fue una bendición ver que dos mujeres adultas dejaran sus diferencias de lado y simplemente eligieran el amor", dijo Combs. "De eso se trata la familia".

Y como familia Combs dirige sus exitosos negocios. La revista Forbes recientemente lo nombró la celebridad mejor pagada. Con su línea de ropa Sean John, una participación en la marca de vodka Ciroc y la gira de reunión de Bad Boy, el artista tuvo ingresos de 130 millones de dólares entre el 1 de junio del 2016 y el 1 de junio del 2017, reportó la publicación.

Combs dijo que quiere seguir siendo una plataforma para la próxima generación de artistas, que incluye a dos de sus seis hijos. Quincy Brown, de 26 años, actúa en la serie de Fox "Star", mientras que Christian Combs, de 19, tiene un contrato discográfico con Bad Boy.

En cuanto al futuro, Combs dijo que su éxito siempre ha derivado de la confianza, ya fuera promoviendo a B.I.G. o a nuevos artistas.

"Construí una reputación por medio de todo eso para que me confiaran sus historias, para que me confiaran el contenido", expresó.

___

Joseph Longo está en Twitter como www.twitter.com/josephlongo

image beaconimage beaconimage beacon