Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Holdouts: se filtró un memo en el que Argentina analiza defaultear

logotipo de Infobae Infobae 03/06/2014 Infobae
Corte suprema EEUU 1170 © Corte suprema EEUU 1170 Corte suprema EEUU 1170

El próximo 12 de junio, la Corte Suprema de Estados Unidos determinará si toma el caso judicial que mantiene el Estado argentino con los acreedores internacionales que se negaron a reestructurar los bonos adquiridos y exigen el 100% del pago de esos títulos. En la previa de este definitorio round, el país sufrió un traspié involuntario que podrá torcer la balanza en contra de sus intereses. Es que se filtró un documento en el cual los abogados de Argentina proponen no pagar si el máximo tribunal falla a favor de la posición de los "fondos buitre". "La mejor opción para la República es permitir que la Corte Suprema fuerce un default y luego inmediatamente reestructurar todos sus bonos externos de tal manera que el mecanismo de pago y otros aspectos relacionados se mantenga fuera del alcance de la Corte de EE.UU", sostiene el memo firmado por los abogados Carmine Bocuzzi, Jonathan Blackman y Carmen Corrales, del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton. El memo era de carácter confidencial al Ministerio de Economía, pero en los últimos días varios matutinos lo difundieron luego de que un sitio web lo reveló. Así, la estrategia argentina quedó expuesta. La intención no es menor: significaría un desacato por parte del país de la justicia norteamericana, que es la que regula la emisión de estos bonos. Ante el trascendido, los holdouts pidieron una audiencia al juez que llevó hasta ahora el caso, Thomas Griesa, y acusaron a la Argentina de mantener un plan para contrariar las leyes de Estados Unidos. El abogado de NML -uno de los fondos demandantes-, Bob Cohen, le endilgó a la presidente Cristina Kirchner esa voluntad en caso de que un fallo definitorio les impida pagar a los tenedores de bonos que aceptaron el canje de deuda entre 2005 y 2010. “Hemos dejado en claro que cumpliremos con las ordenes judiciales del pari passu, pero eso significa que, dado que la República no tiene los recursos para pagar a todos los holdouts, es que probablemente va a haber un default. Esto es lo que hemos dicho. Esto es lo que está pasando. Pero no hay plan para evadir", planteó la abogada de Argentina Carmine Bocuzzi en la audiencia. Vertidas ambas posiciones, Griesa llamó a que la Argentina se siente a negociar. "Si la Argentina está de verdad en una condición financiera que no puede pagar todas sus obligaciones, ¿qué hace alguien de buena fe? Viene a los tribunales a negociar", advirtió Griesa, según informa el diario Ámbito Financiero. Y agregó: "No hay necesidad de hablar de catástrofe... Si la república hiciera un giro y actúa de buena fe, puede haber una negociación". Por lo tanto, de ratificar la Corte Suprema de Estados Unidos lo decidido por Griesa en instancias anteriores, en la que ordena a pagar u$s1.330 millones, Argentina podría tener una nueva posibilidad y proponer una solución que conforme a los acreedores. Los puntos del memo En el escrito de la polémica, los letrados del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton analizaron las opciones que tiene el país:

1) Rechazan que se les pague a los holdouts todo lo que se les debe porque todavía sigue vigente la cláusula Rufo que le impide a Argentina darle un trato preferencial a un acreedor. Además, no hay recursos para pagarle a todos los holdouts.

2) Desestiman una negociación con los holdouts. Calculan que si el fallo del 12 de junio es adverso no habrá tiempo de negociar un acuerdo antes del 30 de junio, día que tendrá lugar el primer vencimiento para los tenedores de bonos reestructurados.

3) Concluyen que la mejor opción es no pagarle a nadie y disparar un default ordenado seguido por la reestructuración de toda la deuda. Bajo este escenario, la República ya no tendría restricciones legales y quedaría por fuera de los tribunales norteamericanos para definir un nuevo acuerdo con los bonistas.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon