Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hombre de Wyoming recibe pena de 25-35 años por decapitación

logotipo de Associated PressAssociated Press 19/05/2017 Associated Press

CODY, Wyoming, EE.UU. (AP) — Un hombre de Wyoming que se declaró culpable de matar y desmembrar a un presunto narcotraficante recibió una sentencia de 25 a 35 años de prisión.

John Marquez, de 53 años, se declaró culpable el martes de asesinato en segundo grado por la muerte de Juan Antonio Guerra Torres.

Marquez admitió haber matado a Guerra a finales de diciembre de 2013 al norte de Cody. Decapitó su cadáver, al que también le faltaban el brazo izquierdo y la mano derecha una vez que fue encontrado en enero de 2014. Las autoridades necesitaron meses para identificarlo.

Marquez testificó que mató a Guerra después que un viejo amigo de la familia, Pedro Garcia Jr., le dijo que la víctima debía decenas de miles de dólares a peligrosos narcotraficantes que amenazaban a la familia, incluyendo a la hermana de Garcia y sus hijos con Guerra.

"Sabía que lo que hacía estaba mal, y ahora tengo que sufrir las consecuencias. Pero se me hizo creer que mi hijo y ms nietos estaban en peligro y que el padre de Pedro Garcia y su madre (también lo estaban) e hice lo que debía hacer", declaró Marquez al juez. "¿Lo haría de nuevo? No, no lo haría. Ni siquiera pensaría en hacer algo tan estúpido como eso de nuevo".

El abogado defensor Devon Petersen indicó que su cliente hizo una terrible elección.

"Nunca habría hecho eso de no haber sido instigado y si sus temores sobre la seguridad de su familia no habrían sido explotados", aseveró Petersen.

Marquez tiene condenas por abuso infantil y posesión de marihuana. Ha violado dos veces los términos de su liberación de prisión en el caso de la marihuana, la primera vez por consumir cocaína y viajar a México sin permiso de las autoridades, de acuerdo con registros de la corte. Cumplió más tiempo en prisión por ambas violaciones.

Garcia Jr., de 30 años, enfrenta una sentencia de 25 a 40 años de cárcel luego de declararse culpable de ayudar e inducir a un asesinato en segundo grado. Su hermana, Sandra Garcia, de 29, cumple una sentencia de 10 a 18 años por ayudar e incitar a un homicidio involuntario.

image beaconimage beaconimage beacon