Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Huracán causa destrucción y un muerto en Rockport, Texas

logotipo de Associated PressAssociated Press 27/08/2017 Por FRANK BAJAK, Associated Press

ROCKPORT, Texas, EE.UU. (AP) — Robert Zbranek ignoró la advertencia de abandonar esta ciudad costera de unos 10.000 habitantes, decidido a pasar el huracán Harvey a bordo de su yate, una de las tres embarcaciones que tenía amarradas en una marina local.

Sin embargo, después de sentir una sacudida a causa de los ventarrones de 209 kph (130 mph) y ver el hundimiento de una de sus embarcaciones durante la tempestad, Zbranke salió del yate de 11,5 metros (38 pies) de eslora y subió de prisa a su vehículo estacionado en el muelle durante el breve periodo de calma justo en el ojo del huracán.

“Todas mis pertenencias” estaban en la embarcación que ahora quedó medio hundida, declaró Zbranek el sábado en la tarde mientras señalaba hacia ella con una mano en la que tenía una cerveza.

Afirmó que no pensaba que Harvey, que tocó tierra cerca de Rockport, Texas, como un huracán categoría 4, sería tan poderoso a pesar del aviso de evacuación obligatoria y las advertencias de que podría suponer un peligro para la vida de las personas.

“Jamás había visto algo así y jamás veré nada como esto el resto de mi vida”, declaró Zbranek. “Fue una sorpresa aleccionadora”.

Rockport, sede del condado Aransas, donde Harvey tocó tierra, era el sábado un pueblo fantasma lleno de devastación.

Las calles estaban hechas un desastre; había postes derribados y otros reclinados de manera precaria, así como cables de energía eléctrica colgantes y caídos. Algunas casas tenían los techos arrancados y otras árboles encima o incrustados.

Un remolque estaba volcado sobre uno de sus costados y bloqueaba gran parte de una intersección importante. Fragmentos de madera de las casas quedaron regados a lo largo de la Ruta 35 en el extremo sur del poblado que estuvo expuesto a la tormenta.

Los vientos implacables de Harvey también arrancaron las paredes de metal del gimnasio de la secundaria de la ciudad y torcieron el marco de la puerta de acero del auditorio del lugar. Los cristales de algunos vehículos policiales fueron destruidos.

Y robles de 100 años de edad fueron arrancados desde sus raíces y fragmentos de esos árboles obstruyeron el tránsito de los vehículos de emergencia, mientras cuadrillas llegaban desde comunidades vecinas para comenzar la búsqueda de víctimas y las labores de limpieza.

En el condado Aransas, donde se encuentra Rockport, una persona perdió la vida al quedar atrapada dentro de su vivienda que se había incendiado, y entre 12 y 14 personas resultaron heridas, dijo el juez del condado, C.H. “Burt” Mills Jr.

image beaconimage beaconimage beacon